San Juan, Puerto Rico – En vista de todos los aspavientos que la comunidad homosexual ha estado haciendo últimamente para hacer valer sus derechos, una asociación de personas zurdas se han levantado también pidiendo tiempo igual, arguyendo que “si [los homosexuales] exigen que los traten como al resto de la población por el simple hecho de haber nacido como son, ¿por qué no habríamos de hacer lo mismo nosotros los zurdos?”.

Los últimos años han visto grandes avances en cuanto a los derechos de los homosexuales, sobre todo su victoria al haber logrado que se legalice el matrimonio entre personas del mismo sexo en estados como Massachusetts, Vermont, y, sorpresivamente, Iowa (¿en serio, Iowa?). Quejándose de que “lo que es igual, no es ventaja”, muchos zurdos se han organizado para reclamar también sus derechos, arguyendo por ejemplo: “A ver, ¿por qué les llamarán ‘derechos humanos’? ¿Será porque la sociedad considera que nosotros los izquierdos somos inhumanos, quizás?”.


“Hoy día hasta los homosexuales tienen más derechos que los zurdos!”, se quejaron los izquierdos. “¡Habrase visto!”

“Yo nací así”, declaró sin vergüenza alguna Juan “Lefty” Izquierdo, “y mi zurdera no es algo que yo quiera esconder. Sin embargo, durante toda mi vida he tenido que soportar las afrentas de un mundo donde soy parte de la minoría, y donde no valgo ni pa’ pool ni pa’ banca por mi preferencia manual. Los problemas comenzaron a aflorar desde que mi niñez: yo no podía usar bien las tijeras ‘normales’ que había en la escuela, y por mucho tiempo la maestra me creía medio retardado por la manera en que yo recortaba el papel. ¿Por qué no hay más tijeras zurdas en nuestras escuelas? La misma historia con los guantes de pelota, o instrumentos musicales como las guitarras y los palitos… simple y sencillamente el mundo es de los derechos, ¡pero tenemos que darnos cuenta que los zurdos tenemos los mismos derechos que los derechos!”, exclamó “Lefty” enérgicamente elevando su puño izquierdo al aire en un gesto desafiante.


Ejemplo de cómo hasta los palitos favorecen a los derechos

Izquierdo decidió organizar a todos los zurdos de la Isla y crear la Fundación pro Derechos de los Zurdos (FDZ), cuya función primordial es “promulgar la agenda zurda y concienciar al país de que así nacimos, y que no vamos para ningún lado”. Su manifiesto explica detalladamente el plan de difundir la imagen de que ser izquierdo es “cool“, para que los niños que nazcan así no se sientan que son inferiores. “Por ejemplo”, dijo Izquierdo, “si vieron la película de Wolverine (Lobezno), quizás se fijaron en que él era zurdo: ¿no ven cómo favorecía dar tajos con su garra izquierda?”. También dio como ejemplo de un zurdo famoso al presidente Obama, quien firma descaradamente con su mano izquierda, incluso en ceremonias televisadas. “¿Qué mejor mensaje para un niñito zurdo al ver a Obama de que él también, incluso siendo zurdo, podría algún día llegar a ser Presidente de los Estados Unidos? Ése es el tipo de ‘role model‘ que nuestros niños necesitan, no a otro derecho altanero que se crea que porque escribe con la mano diestra es mejor que todo el mundo (sí, te estoy mirando a ti, Fortuño)”.


Ejemplo de un derechito altanero

Claro está, no faltaron los grupos conservadores que rápidamente le dieron un matiz religioso a las peticiones de la asociación de izquierdos. El reverendo Ramón Santander Echevarría declaró que “hay que pararles el bolo a estos zurditos igualados antes de que logren rempujarle su destructiva agenda a nuestros niños. Seamos claros: ser zurdo es anti-natura. Todos sabemos que la Biblia se escribió con la mano derecha; los Diez Mandamientos se tallaron con la mano derecha; y Jesús trabajaba la madera con la mano derecha. Es más, estoy seguro de que si me pongo a escudriñar en el libro de Levítico, encontraré algún versículo que declare que la zurdera es una abominación. Cuando yo muera, quiero estar a la diestra de Dios Padre, no a la siniestra de Dios Padre; y ahora que me recuerdo, la palabra ‘siniestro’ también quiere decir ‘zurdo’: ¡sólo con el testigo!”. El Reverendo concluyó: “Por último, eso de que ellos ‘nacieron zurdos’ no se lo cree nadie: ¡claramente esto es una elección personal, que ellos tomaron conscientemente para ser diferentes y llamar la atención! ¡Más vale que se arrepientan, y pronto, porque de cierto les digo que en el Cielo no hay zurdos!”.


El reverendo Santander Echevarría, quien opina que si la frase reza “a la diestra de Dios Padre” es porque estar a la zurda de Dios Padre es como estar en la página de Cheo

Poco tiempo después de la formación de la FDZ se unieron a ésta muchas personas quienes siempre se han identificado con ese estilo de escritura, e incluso varios ambidiestros, quienes “lo mismo raspan con la derecha que pintan con la zurda”. Uno de éstos comentó que toda la vida se había sentido curioso sobre la zurdera, y ahora que podía pertener a una agrupación que la aceptase, él estaba dispuesto a tratarla y expandir sus horizontes: “Debe sentirse diferente eso escribir con la mano izquierda, y yo siempre estoy abierto a nuevas experiencias”. La FDZ cuenta igualmente con un miembro célebre, Rodrigo Salazar, quien anteriormente formara parte de la Asociación de Transcriptores Amanuenses, conocidos mundialmente por su centenaria tradición de transcribir manuscritos exclusivamente con la mano derecha: “Mi padre es derecho, mi abuelo fue derecho, y bisabuelo fue derecho, y así por el estilo… hasta ahora en nuestra familia no había habido ni un solo zurdo, y yo soy el primero en salir del clóset: ¡espero que me comprendan, y que no me deshereden!”.

Para concluir, Izquierdo señaló que él, al igual que Martin Luther King, Jr., tuvo un sueño: “un sueño de que un día a nuestros hijos no se les juzgará por la mano con la cual escriban, sino por el contenido de su corazón (o, como mucho, por el contenido de su billetera)”.