San Juan, Puerto Rico – El Senado y la Cámara de Representantes de Puerto Rico sometió una histórica resolución conjunta en la que de forma unánime condenó a los pillos que robaron del Capitolio cuatro micrófonos, una bocina y su pedestal por falta de cortesía profesional. “No sabíamos que la criminalidad estaba tan mala en este país, de verdad”, aseguró la presidenta de la Cámara de Representantes, Jenniffer González. “O sea… ¿qué pasó con el código de honor de que ladrón no roba a ladrón?”, prosiguió la Presidenta; “En verdad nos tenemos que disculpar con el pueblo de Puerto Rico. No sabíamos que estos cacos estaban tan fuera de control que ni siquiera respetan el Sagrado Código. Si nos hacen esto a nosotros, no quiero imaginarme lo que están haciendo ahí afuera. No hay honor… ¡No hay honor!”, lamentó con voz entrecortada.

La gente listada en esa placa llevan saqueando el Capitolio muchísimos años antes que los bacalaos que se robaron un par de microfonitos ayer

Mientras tanto, la Congregación Anónima de Criminales OnestoS [sic] (CACOS) emitió un escueto comunicado reaccionando a la resolución: “El Sagrado Código de los ladrones se aplica entre ladrones, no entre ladrones y cabrones. Nos parece que la legislatura está confundiendo el hecho que las palabras riman con que significan lo mismo. By the way: si alguien necesita algún equipito de bocinas para su fiesta de karaoke, tenemos un nuevo set que se lo vendemos baratito, ustedes saben, para recaudar fondos para la organización”.