Trenton, Nueva Jersey – Lou Dobbs, ex comentarista de CNN y fiero crítico de la inmigración ilegal en los Estados Unidos, manifestó durante la pasada semana en una entrevista con Telemundo que él es el “mejor amigo” que tienen los latinos en Estados Unidos y dio a entender que favorece algún tipo de amnistía para los inmigrantes ilegales. Expertos en política están de acuerdo que el olor peculiar de la mierda saliendo de la boca de Dobbs es inconfundiblemente de la variedad que emanan candidatos políticos.

“Miren, me reafirmo en lo que digo: nadie es mejor amigo de los hispanos en Estados Unidos que yo”, nos dijo en entrevista exclusiva Lou Dobbs mientras comía con exagerado entusiasmo un Taco Supreme de Taco Bell. “Si en el pasado he dicho que los inmigrantes ilegales traen lepra a los Estados Unidos no es para estigmatizarlos. Es porque los quiero mucho”, aseguró sin elaborar en su argumento. “En verdad no sé cuál es el show. ¡Yo tengo amigos latinos y hasta les dejo usar el baño cuando vienen a talarme el patio! Es por eso que estaré buscando una silla en el Senado de los Estados Unidos por el estado de Nueva Jersey, específicamente la de Robert Menéndez“, anunció Dobbs, aunque parezca inaudito que él esté tratando de tomar la silla del único hispano en el Senado estadounidense.


Lou Dobbs: el nuevo cuate de los latinos en Estados Unidos

Le preguntamos a Dobbs si no le parecía completamente hipócrita declararse el mejor amigo de los hispanos al mismo tiempo que intentaría desbancar al único senador de descendencia hispana en el Senado, y Dobbs nos aseguró que no. “Primero, ese muchacho no es hispano: es nacido de padres cubanos y criado en Nueva York, y según me dicen, ni le gustan los tacos. ¿A qué clase de hispano no le gustan los tacos? ¿Les mencioné ya que este Taco Supreme está delicioso?”, preguntó mientras se metía otro trago a la boca. “Yo creo que la comunidad hispana necesita a alguien que realmente los ha tenido siempre en mente y que esté dispuesto a darles tough love de vez en cuando… ¡Un cuate de verdad, órale! Eso es definitivamente mejor que un hispano de embuste. ¿No?”.

Le mencionamos al político aficionado que Nueva Jersey está lleno de puertorriqueños que probablemente no se sentirían muy identificados con sus continuas referencias a tacos y cuates, a lo que contestó: “¡Oh, vamos! ¡Puerto Rico está en Centro América! ¡Es casi lo mismo!”.