San Juan, Puerto Rico – El Senado de Puerto Rico aprobó ayer su totalmente innecesario Código de Ética, en medio de una impresionante y fraternal celebración en la que “manilos” y “torcidos” senadores populares elogiaban a sus “cobardes” y “charlatanes” compañeros novoprogresistas por la forma tan ética de aprobar la medida a fuerza de arrestos. “Nuestro nuevo Código de Ética es revolucionario, porque nos permite comportarnos a la altura de lo que se espera de un senador en estos tiempos”, aseguró el Presidente del Senado, Tomás Rivera Schatz, sobre el código, que aparentemente permite insinuar de la manera más ética posible que las senadoras populares son unas putas. “Esto es el resultado de nuestro esmerado esfuerzo por plasmar en un mismo código los valores que deben regir el comportamiento de los senadores de ahora en adelante”, expresó el líder senatorial, quien añadió que para conmemorar tan solemne ocasión, el Senado decidió imprimir el nuevo código usando un tipo de papel especial que permite hojear y consultar sus disposiciones de una forma más adecuada: “Es un tipo de papel que de verdad le hace honor a nuestro Código de Ética. Casualmente, lo hemos venido usando para imprimir casi toda la legislación de altura que hemos sacado durante este cuatrienio, y ha dado muy buenos resultados”, añadió Rivera Schatz mientras ordenaba al Sargento de Armas que mostrara el rollo del tan absorbente papel Charmin que usaron para imprimir la medida legislativa.

El Sargento de Armas del Senado, Mr. Whipple, muestra emocionado el papel en el que imprimieron el Código de Ética de ese cuerpo. Se desconoce cuándo se aprobará la medida legislativa que obliga a rocear Glade en el hemiciclo del Senado después de cada debate