Ciudad del Vaticano, El Vaticano – Intentando de crecer el mermante número de católicos a nivel mundial, el Papa Benedicto XVI anunció nuevas medidas para facilitar la conversión de anglicanos al catolicismo, entre éstas la promesa de “dos absoluciones por el precio de una”. Muchos de los 77 millones de anglicanos a nivel mundial se encuentran decepcionados por las prácticas liberales de su iglesia de admitir mujeres y homosexuales al sacerdocio, arguyendo que “si Dios no hubiera querido que discrimináramos, hubiera dicho algo sobre no juzgar al prójimo… ¡y eso no está en mi Biblia!”. El Papa, velando la güirita, raudo y veloz publicó un manual para facilitar la conversión de los anglicanos al catolicismo (titulado “So you’re tired of gay priests and want to become Catholic…“) e hizo algunas ofertas adicionales para endulzar la oferta. “Todo anglicano que se convierta en los próximos 30 minutos”, aseguró el Santo Padre, “tendrá derecho a recibir dos absoluciones por el precio de una: ¡eso les permitirá el doble del pecado por la misma penitencia! ¡Llamen ahora!”. El manual de conversión también reafirma la tradición católica de aceptar que sacerdotes anglicanos casados puedan regresar a la Iglesia Católica manteniéndose casados; ante esa noticia, el ex padre Alberto Cutié declaró: “¡Si hubiera sabido de ese mega loop-hole, me hubiera hecho anglicano en vez de episcopal!”.


El Papa Benedicto XVI, prometiéndole a los anglicanos conservadores que en la Iglesia Católica podrán hallar las prácticas excluyentes y retrógradas a las cuales han estado acostumbrados