Donquiera Que Haga Falta, El Mundo Entero – Tito Kayak, el famoso ecoterrorista convertido en paladín justiciero por los derechos de la humanidad, reveló la semana pasada la “Tito-Señal”, un aparato que emite un potente haz de luz que, una vez proyectado en el cielo, convocará el avasallador poder de protesta del naciente súper-héroe.

“Antes tenía que depender de leer los periódicos para determinar donde podrían necesitarme”, aseguró el trepagrúas aficionado, luciendo su nuevo uniforme de súper-héroe hecho de licra que espeluznantemente deja poco a la imaginación. “Últimamente me he dado cuenta de dos cosas, sin embargo: 1) los periódicos de la Isla están sumamente viciados y a veces es difícil precisar exactamente dónde se encuentran los atropellos que yo, con mis únicos poderes de masquejode, debo remediar; 2) no me gusta estar leyendo periódicos, porque eso de leer me enzorra. Y por eso fue que creé la ‘Tito-Señal’ y lo instalé en el techo del parking de Plaza Las Américas: ¡ahora quien quiera me puede llamar cuando me necesite!”.


Ahora en Plaza podrás hacer compras con chavos prestados, y simultáneamente convocar a Tito Kayak para que proteste contra la compañía de tarjetas de crédito

La “Tito-Señal”, a todas luces, es un plagio descarado y posiblemente ilegal de la famosa “Bati-Señal” con la cual el Comisionado Fierro de Ciudad Gótica puede llamar a Batman cuando precise de él, un hecho que Tito admitió sin vergüenza ninguna: “Es claro: la ‘Tito-Señal’ será la ‘Bati-Señal’ de Macondo en vez de Ciudad Gótica”. La imagen que el poderoso aparato luminoso proyecta en las nubes al ser encendido es la silueta de un kayak; “El prototipo original era mi silueta sentada en una enorme grúa”, intimó Tito, “pero algunos malpensados me decían que parecía que yo estaba sentado sobre otra cosa, así que les paré el caballito cambiando la señal a algo con menos matices homoeróticos”. Tito apuntó que también ha procurado varios enormes bombillos de repuesta en caso de que se fundan los que lleva el aparato actualmente, “porque con lo cabrón que está este gobierno, me güele a que me van a estar llamando bien a menudo”.


Tito Kayak (por alguna razón usando una capa), observando la “Tito-Señal” mientras estaba encaramado en algún lugar alto (como de costumbre)

Para las miles de víctimas de atropellos gubernamentales, la creación de este aparato con el poder de convocar a Tito Kayak es una noticia que los llenó de júbilo: “¡Qué bueno que ahora tenemos una manera de llamar a Tito cuando lo necesitemos!”, exclamó José Castromán, un líder obrero muy versado en el poder del acto de protesta del Pueblo. “Es tremendo porque ahora podremos llamar a Tito solamente cuando de verdad lo necesitemos en vez de toparnos con que él apareció de la nada sin que nadie lo llamara y se encaramó en la primera grúa que encontró. O sea, no me malinterpreten: el tipo es valiente y posiblemente tiene algún tipo de death-wish que quizás amerite atención psiquiátrica… ¡pero lo menos que necesitamos es que se raje la chola por estar trepándose donde no debe y de repente nos echen la culpa a nosotros los manifestantes por las ocurrencias de Súper Tito!”.


Súper Tito en plena gesta heroica

Otro líder obrero, Manuel Campos, aseguró que no cree que la “Tito-Señal” tenga las ventajas que su correligionario José Castromán le atribuye, “porque justo el viernes pasado, sin que nadie lo hubiera llamado, se apareció Tito en la Asamblea del Pueblo el pasado viernes (donde comparecieron más de cuarenta mil puertorriqueños a protestar contra el plan “JÓDETE” de Fortuño) y se encaramó en una asta de bandera e izó una pancarta que rezaba ‘Nación En Peligro’. O sea, gracias, Súper Tito, por haber trepado esa asta como si fuera un palo enceba’o, pero, ¿no te das cuenta que el cartelón que tú pones ahí arriba, después tiene que ver un simple mortal empleado de la Autoridad de Carreteras a bajarlo, que podría fácilmente escocotarse haciéndolo?”. Algunos líderes sindicales han incluso discutido secuestrar la “Tito-Señal” y guardarla en un lugar seguro y secreto: “La potestad de convocar a Tito Kayak para que venga a jodar la pita es demasiado poderosa para que simplemente cualquier persona lo pueda utilizar: ¡tenemos que salvaguardarlo para que nadie pueda abusar de él!”, aseguraron, mientras planificaban precisamente cómo abusar de él.


¡Sólo imagínense que agentes inescrupulosos de otros gobiernos traten de usar a Tito para sus propios fines políticos! Oh, wait, too late…

Por su parte, el Superintendente de la Policía, José Figueroa Sancha, reclamó que el lugar más apropiado para colocar la Tito-Señal es el edificio de la Policía: “La única forma en que esta estrategia funcionará es si ponemos la Tito-Señal en el techo de nuestro cuartel general. ¿O acaso no recuerdan que Batman con quien se comunicaba era con el Comisionado Fierro? Es más, de ahora en adelante me pueden llamar Comisionado Figueroa Sancha. Ahora sí que nuestra comunidad no tendrá nada de qué preocuparse: tan pronto veamos algún atropello o alguna injusticia del gobierno, encenderemos IN-mediatamente la ‘Tito-Señal'”, aseguró el Comisionado sonriendo medio guasónicamente. “Es más, para complementar esta nueva herramienta anti-crimen, hemos decidido instalar este avanzado e igualmente conveniente ‘Titó-Fono’, con el cual tendremos línea directa con Tito cada vez que lo necesitemos”, aseguró mientras mostraba la unidad, la cual parecía más bien un iPhone 3K-Rajos averiado.


Con este poderoso “Titó-Fono”, la Policía asegura que podrá contactar al paladín justiciero cuando detecten cualquier injusticia gubernamental (algo que aseguraron que nunca sucedería bajo la presente administración, claro está)

Sin embargo, muchos protestaron los planes de la uniformada de asumir control del aparato convoca-Tito, arguyendo que la Policía lo que quiere es únicamentente “echarle mano a la ‘Tito-Señal’ para entrarle a martillazos y esbaratarla pa’l carajo… ¡y cuida’o si para llamar a Tito para poder entrarle a martillazos a él mismo!”.