San Juan, Puerto Rico – El Colegio de Colegios Profesionales Tribilines de Puerto Rico expresó ayer una profunda preocupación por la ley que estaría eliminando la colegiación compulsoria de los abogados de Puerto Rico. Esta ley ha sido catalogada por sus opositores como una venganza del gobierno estadista contra el Colegio de Abogados, al que ven como una entidad política independentista. Haciéndose eco de las objeciones del Colegio de Peritos Electricistas de Puerto Rico, el cual alega que esto podría llevar a la elminación de su misma institución, el Colegio de Colegios Profesionales Tribilines de Puerto Rico expresó su total repudio a la eliminación del Colegio de Abogados.

“¡Esto es un ultraje a la democracia puertorriqueña!”, se expresó José “Cheíto” Cruz, Presidente del Colegio de Choferes de Puerto Rico, y uno de los miembros originales del Colegio de Colegios Tribilines. “Desde 1969, el Colegio de Choferes de Puerto Rico ha ayudado a todos los choferes públicos de Puerto Rico como despasearse con un guille cabrón por las calles de nuestros pueblos. Les hemos enseñado a nuestros camioneros cómo hacer un corte de pastelillo bien ejecutado en la Número 2, y cómo ligar descaradamente las piernas de las jevitas que se ven perfectamente desde arriba en el camión. ¿No se dan cuenta que si los choferes de Puerto Rico no tuvieran un colegio, nuestras calles serían un caos?”, preguntó al tiempo que cien camioneros estacionados a través de toda la carretera y bloqueando el tráfico por millas sonaban sus bocinas en gesto de solidaridad.

Gracias a Dios que hay un Colegio de Choferes en Puerto Rico, porque si no, imagínense… sería un sal pa’fuera todo el tiempo. Oh, wait

“Estoy totalmente de acuerdo con Cheíto”, aseguró Rosaura Echevarría, Presidenta del Colegio de Especialistas de Belleza de Puerto Rico. “La eliminación del Colegio de Abogados sería sólo el principio. ¿Se imaginan un Puerto Rico sin un Colegio de Estilistas de Belleza, con los estilistas haciendo lo que les dé la gana por ahí? Dios mío, tantas uñas rotas… dubis mal hechos… ¡sería horrible! La eliminación del Colegio de Abogados es sólo el comienzo, y es por eso que no lo vamos a permitir, y lo defenderé hasta la muerte. ¡Y si tengo que arañar a Tomás Rivera Schatz con estas perfectas uñas postizas, lo hago!”.

No te dejes engañar por esas bellas uñas de Rosaura que sólo pueden ser hechas por una Colegiada del Colegio de Especialistas de Belleza de Puerto Rico. Si se te ocurre decir que el Colegio es una mierda… ¡te corta con ellas!

“Temo… temo por los cien riquitillos en Puerto Rico que cuentan con nuestros servicios”, dijo Carla Fantauzzi, Presidenta del Colegio de Diseñadores-Decoradores de Interiores de Puerto Rico. “¿Cómo sería un Puerto Rico sin nuestro colegio? Cordero Badillo entraría a una oficina sin esa bella butaca de diez mil dólares que yo le escogí personalmente. Y Richard Carrión estaría tal vez pisando una mierda de alfombra de Sam’s Club en vez de la fina alfombra italiana que le puse yo en el piso de la oficina. ¿Se imaginan un Puerto Rico sin nuestro Colegio? Pues imagínenselo, porque si no detenemos esta terrible ley eliminando la colegialición compulsora de los abogados de Puerto Rico, nosotros seremos los próximos”, dijo ante las miradas bovinas de la prensa.