San Juan, Puerto Rico – Luego de que el gobernador Luis Fortuño anunciara con beneplácito que la compañía informática Microsoft invertirá $635 millones de dólares en Puerto Rico, salió a relucir que dicha inversión significa en realidad que Microsoft es ahora dueña de la Isla del Encanto. Sin perder tiempo luego de la millonaria adquisición, Bill Gates, el Presidente de Microsoft, anunció que pronto relanzarán la Isla como un nuevo producto titulado “Microsoft® Puerto Rico”.


Bill Gates frotándose las manos maquiavélicamente luego de salirse con la suya

El gobernador Fortuño admitió libremente que su administración “la cagó” al permitir que lo que se supone haya sido un acuerdo de ayuda monetaria unidreccional se convirtiera en lo que se conoce en el ámbito legal como “una comida de dulces”. “Microsoft se aprovechó de que nuestro erario está más pela’o que un chucho viejo, y cuando uno está en la prángana no le mira mucho el colmillo al caballo. Esto fue simple y sencillamente una treta de Microsoft para aumentar el alcance de su vasto imperio, y yo fui tan naïve que caí en su trampa”, se lamentó Fortuño con cara de perro arrepentido (demostrando que ser naïve es una cualidad esencial en todo gobernador). “¡Muérete, Bill Gates, so nerdo de mierda!”, imprecó iracundo Fortuño, haciendo eco del sentimiento de miles de usuarios de productos Microsoft.


El gobernador Fortuño escondiéndose de la vergüenza detrás de una columna

Fortuño explicó que la razón por la cual el truco de Microsoft no fue hallado a tiempo fue porque el equipo legal del Gobierno apenas entiende inglés (seguramente porque está compuesto en su vasta mayoría por estadistas): es por esto que se le hizo difícil percatarse que el lenguaje legal del acuerdo propuesto por Microsoft decía que la Isla pasaría bajo el dominio completo de la compañía por el costo de $635 millones. “El contrato no sólo estaba escrito en el difícil”, se excusó el licenciado Felipe “Pipe” González, el Director del Departamento Legal de Fortaleza, “sino que estaba repleto de términos legales que yo en mi perra vida había escuchado, como por ejemplo: ‘w3 pwn3d j00!, ‘all your base are belong to us‘, y tenía incluso una foto de un gatito abogado preguntando ‘I CAN HAZ YUR IZLAND?‘. ¿Qué carajo iba a saber yo que si me hubiera molestado en conseguirme un diccionario Webster’s me hubiera dado cuenta de que todo era un truco? Bah, esto me pasa por coger Leyes en el Instituto de Banca”, musitó en voz baja el abogado.


Aparentemente los abogados del Gobierno nunca han visto un Lolcat

Bill Gates, el Presidente de Microsoft y nuevo Gobernador de la Isla, anunció con emoción el lanzamiento del nuevo producto de su compañía, el cual se llamará “Microsoft® Puerto Rico”, y será, en palabras de Gates, “una nueva experiencia para el usuario que ira más allá de cualquiera de los productos que hemos sacado al mercado”. El nuevo Gobernador continuó diciendo que “Puerto Rico desde hace cientos de años está en versión beta, y ya era hora que alguien sacara al mercado una versión comercial”. Como parte de sus planes para mejorar el producto, Gates anunció que le hará “reboot” a los procesos administrativos del Gobierno, y que botará los municipios de Bayamón y Carolina al “recycle bin” (y que “más rápido que ligero haré ‘Empty Recycle Bin‘ para evitar que ningún chistoso venga a darles ‘Restore‘”. También reveló que, siguiendo el patrón de ventas de sus sistemas operativos, “MS Puerto Rico” saldrá en diferentes variedades: “Home Edition“, “Tourist Edition“, y “Government Official Edition“, prometiendo “una perspectiva diferente de la Isla para los usuarios de cada edición”.


El logo de “Microsoft® Puerto Rico” (con un coquí verde para hacerlo todavía más insultante)

A pesar del ambicioso proyecto de Microsoft, expertos boricuas de la informática no se mostraron particularmente alarmados. Waldemar Toro, Presidente de la Asociación de Informáticos Boricuas (lema: “Geeks Rule!“), reseñó que no le parecía que, relanzada como otro producto más de Microsoft, la Isla sufriría mayores cambios: “Puerto Rico ya corre como el aguerrido sistema operativo Microsoft® Vista: toda la decoración de fondo es muy bonita, pero nada funciona bien y todo corre lentísimo (y el que no me crea, que se chupe el tapón en la Número 2 a las cinco de la tarde y que me diga que no). Además, el que trate de realizar alguna gestión administrativa nunca encuentra exactamente adónde es que tiene que ir, y si ocurre algún problema, nadie sabe cómo ayudarte y lo que hacen es mandarte a buscar ayuda en otro lugar: ¡así es el Control Panel de Vista, no me chaves!”. Toro concluyó que: “aunque Puerto Rico de ahora en adelante se crashee cada cinco minutos como todo buen sistema operativo de Microsoft, aun así eso será una mejora: ¡es más, de seguro las oficina de gobierno serán más eficientes con un ‘down time‘ de 60%!”.


“¡Mira a ver si puedes encontrar a la Colecturía entre todas esas funciones administrativas en el Control Panel!”, señaló Toro a modo de ejemplo