Washington, D.C. – Luego de que el Presidente Obama diera un mensaje al Congreso durante el día de ayer, el Gobernador de Louisiana, Bobby Jindal, dio la respuesta oficial del Partido Republicano, luego que el partido lo designara como la persona que daría el discurso oficial de refutación al mensaje del Presidente. “Nuevamente, el presidente Obama nos vuelve a vender sueños falsos, creyéndose que no nos vamos a atrever a meterle mano, porque él es negro, y nos van a acusar de racistas. ¡Pero se jodió, porque señoras y señores, por si no se han dado cuenta, los blanquitos del partido nos han puesto a los negros y minorías a dar el mensaje de su partido!”.

Sí, señoras y señores: los republicanos enviaron a un Hindú-Americano a criticar a Obama. Un poquito obvio, ¿no?

“No sólo eso: si el Partido Demócrata se cree que ellos son la gran cosa porque fueron los primeros en tener un presidente Afro-Americano, se jodieron”, continuó el Gobernador. “Mírenme: soy un Hindú-Americano, y mi partido de blanquitos, en su desesperación, me va a dejar correr para Presidente en el 2012. Piénsenlo: Obama será negro, ¡pero yo soy negro, indio, americano, y para que se acaben de joder, me llamo Bobby! Call me Bobby Joe! ¡Mete mano, Barack Hussein Obama!”.

“Creo que con enviar a Bobby hemos enviado un mensaje claro de que los blanquitos de nuestro partido están dispuestos a mandar detrás de los bastidores. Parece algo horrible, pero antes ni eso. ¡El cambio ha llegado también a este partido!”, nos dijo Michael Steele, nuevo Presidente del Partido Republicano y casualmente, (y estamos seguros que es sólo mera casualidad) Afro-Americano. “Hemos enviado el mensaje claro e inequívoco de que las minorías tiene un lugar en este partido, por lo menos mientras Obama sea Presidente. ¡Oh! Y por poco se me olvida: Remember September 11th!. Chacho, por poco dejo enajenada a la base de nuestro partido… ¡Phew!“, dijo aliviado mientras se despedía.

Porque todos sabemos que si McCain hubiera ganado, Michael Steele sería el Presidente del Partido Republicano como quiera. ¿No?

Le preguntamos discretamente a un miembro del liderato del Partido Republicano si veríamos a otros líderes de color en puestos visibles del partido, a lo que contestó que no estaba seguro porque “Condi está gaseada, Colin Powell está encabrona’o con nosotros, y hasta ahí llegamos: ¡se nos acabaron!”.