Washington, D.C. – Luego de ocho años de joder al país, el Presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, dio su discurso de despedida a una nación que no ve la hora que Barack Obama juramente como Presidente. En el discurso, al cual solo se dignó a hacer acto de presencia su perro Barney, el Presidente ofreció su perspectiva sobre sus ocho años de presidencia.

“Protege este perro con tu vida, que es el único ser viviente en este planeta que me quiere”, se le escuchó decir Bush a este agente del Servicio Secreto

“Primero que nada, quiero darle mi más sincero agradecimiento a Dick Cheney por decirme qué hacer en estos ocho años. Sin él, no hubiera tenido idea de qué hacer”, comenzó Bush, al tiempo que Barney distraídamente se lamía las bolas en el centro del cuarto. “Segundo, quiero agradecerle a Osama Bin Laden por los ataques del 11 de septiembre. Sin su ayuda, no hubiera podido meterle miedo a esta nación para que me eligieran a un segundo término y hubiera pasado a la historia como un irrelevante presidente de un solo término. Gracias, de verdad. Habiendo dicho eso, quiero reflexionar junto a ustedes los logros de esta administración, ya que ustedes no parecen entenderlos, ya que siguen dándome los índices de aprobación más bajos en la historias”, continuó.

Sí, canto de cabrón: si no hubiera sido por ti, Bush no duraba un término. Más na’ por eso hay que buscarte y guindarte de un palo, so mamao…

“Primero que nada, hablemos de mi más grande triunfo: el oasis que he creado en mitad de un desierto donde sólo crecía tiranía, la democracia de Irak”, comenzó Bush con su cara de lechuga. “Fuimos buscando armas de destrucción masiva, pero aunque no encontramos nada, sembramos las semillas de la democracia en los boquetes que dejaron nuestras bombas, y ahora está floreciendo como una bella flor de desierto. De hecho, le ha gustado tanto a los iraquíes, que ahora siembran la democracia ellos mismos en los boquetes que dejan los carros bombas que explotan cada semana en las calles de Bagdad”.

“También he mantenido nuestro país a salvo. Como se habrán dado cuenta, desde septiembre 11, no hemos tenido un solo ataque terrorista en nuestro propio suelo. Esto es prueba fehaciente que mis acciones han mantenido a este país a salvo. Ah, y por si no se han dado cuenta, tampoco hubieron ataques terroristas antes del 11 de septiembre de 2001. O sea, estoy tan y tan cabrón, que incluso antes de ser presidente, ya mis políticas estaban protegiendo a nuestra nación”, dijo con gran entusiasmo. “Es una pena que el Presidente Barack Obama quiera cerrar la prisión de Guantánamo, donde hay más de 200 terroristas que he creado al encerrarlos sin debido proceso de ley junto a una minoría de terroristas verdaderos que seguramente les han llenado la cabeza de odio. Sí, los creé, pero no los ven allá afuera sembrando el terror en los Estados Unidos. ¿Ven que no soy bruto?”, dijo el Presidente con absoluta certeza.

Yep, he mantenido a este país a salvo desde y antes de septiembre 11 : not too shabby!

Un conserje que entró al cuarto a limpiar le preguntó al Presidente que qué estaría haciendo ahora que está por retirarse, a lo que éste contestó: “Pues, a cuidar de mi perrito Barney con la misma prudencia y amor que cuidé de mi nación estos ocho años”, mientras Barney salía corriendo del cuarto lanzando alaridos.