Washington, D.C. – El pasado lunes, Hillary Clinton se volvió oficialmente la mujer más poderosa de la Tierra, cuando el Presidente electo, Barack Obama, la anunciara oficialmente como su candidata para Secretaria de Estado de los Estados Unidos. Incidentalmente, el Presidente informó que el Servicio Secreto estará montando una guardia de 24 horas en su silla en la Oficina Ovalada, para que nadie, sin decir nombres, se siente en ella.

“Es con sumo placer que nomino hoy a Hillary Clinton para ser la nueva Secretaria de Estado de nuestra gran nación. Estoy seguro que con la experiencia que adquirirá en asuntos de política exterior en este puesto, ya no tendrá que inventarse cuentos de cómo fue recibida en algún país bajo fuego de francotiradores para compensar por su falta de experiencia en asuntos internacionales”, dijo Obama al tiempo que todo el mundo menos Hillary se reía. “En adición, el Secretario de Estado es la cara principal de los Estados Unidos en cuanto a asuntos de política exterior, así que aunque el que va a contestar la llamada a las 3 de la mañana cuando algo se joda en el mundo voy a ser yo, no te preocupes Hillary, que yo rapidito pasaré la llamada a tu extensión”, dijo con su amplia sonrisa mientras una vena pulsaba en la frente de Clinton.

“A la que vuelvas a hacer un chiste de mi mierda de campaña, te cuelgo de un ár… no, cálmate Hillary”, pensaba Hillary Clinton mientras Obama seguía con su roast

Anyway, es con gran entusiasmo que recibo a Hillary en mi gabinete, y estoy seguro que, como nuestra diplómata de mayor rango, representará a nuestro país con honor en todos esos viajes al exterior que estará dando, lejos de aquí, mientras yo esté haciendo mi campaña en el 2012. ¡Bienvenida!”, dijo con evidente beneplácito el Presidente electo Obama. Hillary aseguró a la prensa que estaba honrada por el nombramiento: “Es un honor para mí ser la cara de los Estados Unidos en el exterior. Es casi casi como ser Presidenta, y como ex-Primera Dama, tengo asignados agentes del Servicio Secreto, así que puedo fantasear con que soy Presidenta. Además, quién sabe, si hay gente que se pega en la loto, a lo mejor yo me pego también y se mueren Obama, Joe Biden y Nancy Pelosi de un ataque cardíaco simultáneo”, dijo Clinton, quien es cuarta en la línea de sucesión presidencial.

“Esta botellita de agua que me diste, Hillary, ¿no tendrá cianuro…? Porque el cianuro huele a almendra, y a eso es a lo que me huele esta Aquafina”, le preguntó Obama a Hillary luego de éste acabar su discurso. “Oh no, para nada, si Nancy y Joe tomaron de ella hace un ratito y están de lo más bien. De hecho, están durmiendo tranquilitos en sus oficinas”, aseguró Hillary

Por otro lado, se informó que el esposo de Hillary, el ex-Presidente Bill Clinton, está siendo mencionado para ocupar la silla vacante de su esposa en el Senado, y que éste ya está aceptando resumés de candidatas a posiciones de internado en la oficina del futuro senador.