Washington, D.C., EEUU – Durante el día de ayer, el Presidente Electo de los Estados Unidos, Barack Obama, se reunió con el Presidente saliente, George W. Bush, para la tradicional visita a la Casa Blanca por el Presidente Electo. Aunque es una formalidad, también es una oportunidad de hablar temas de estado cara a cara, pero esta última parte no se dio, ya que la única persona que sabe realmente que está pasando en esta administración, el vicepresidente Dick Cheney, nunca se presentó.


“¿Y de qué quieres hablar mientras esperamos por Dick?”, se escuchó decir a Bush

“Pues nos sentamos para hablar sobre los dos temas más apremiantes de nuestro país: seguridad y economía. Sin embargo el Presidente expresó su… preferencia… de que el Vicepresidente Cheney estuviera presente. Creo que dijo que no quería decir nada que estuviera fuera de lugar”, dijo un perplejo Obama, quien lucía como que había perdido unos 10 puntos de I.Q. después de pasar una hora encerrado con George W. Bush. Al hacérsele esta observación, Obama dijo con una falta de elocuencia muy fuera de lo común: “Bien cabrón”.

“Yo la pasé de lo más bien, hablamos de beisbol como cinco minutos y el resto del tiempo hablando de los más de 450 días de vacaciones que me tomé en mi rancho en Crawford, Texas”, dijo el Presidente Bush mientras Obama se tragaba una aspirina con un palo de ron. “Le dije que no se matara mucho y que mientras haga lo que [el Vicepresidente Electo] Biden le diga, va a ser igual de fácil que como fue para mí”.


“¿Éste se cree que tengo tiempo yo para reunirme con Presidentes Electos?”, preguntó Cheney; “¿No se da cuenta que tengo un país que gobernar?”

Se le preguntó a Dick Cheney que por qué no se presentó a la reunión para compartir con Obama la situación económica y de seguridad del país, a lo que contestó: “¿Reunirme con quién? ¿Con Obama? ¡Que se quede esperando y aprenda cuál es su lugar!”. Le preguntamos, asombrados, que qué quería decir con eso de que “aprenda cuál es su lugar”, y Cheney respondió: “Pues… su lugar como Presidente Electo. ¡Él no manda aquí hasta que yo salga por esa puerta!”, aseguró.