San Juan, Puerto Rico – Dejándolo todo para última hora como buenos puertorriqueños que son, y envalentonados por los alentadores resultados de su muy confiable encuesta electoral, el triumvirato ñamístico de El Cangrimán, El Rata y Oscar Marrano, anunciaron hoy 4 de noviembre, día de las elecciones, sus candidaturas oficiales para Gobernador, Comisionado Residente y Senador, respectivamente. “Algunos incrédulos dirán que es tarde para anunciar estas candidaturas, pero los que dicen eso no saben nada de política. ¡A ver qué trapitos sucios nos pueden encontrar en las ocho horas que dura la elección! Ha! Suck it, bitches!“, dijo El Cangrimán, candidato a la gobernación.

A pesar de que es algo inusitado que se anuncien nuevos candidatos el mismo día de las elecciones, votar por éstos es posible dado que el método write-in le da una avenida al electorado para que vote por candidatos que no solamente no están oficialmente inscritos, sino que no han demostrado ningún tipo de capacidad para ejercer cualquier cargo gubernamental, como por ejemplo “Mickey Mouse”, “El Rata”, y “Pedro Rosselló”. El Honorable Ramón E. Gómez Colón, Presidente de la Comisión Estatal de Elecciones, tan siquiera se molestó en emitir una opinión oficial sobre el anuncio del triumvirato ñamístico, diciendo: “Por mí, que se joda: la política en Puerto Rico es un circo de todos modos, así que, ¡que vengan los animales!”.

Los tres candidatos del Partido del Ñame, como han denominado a su colectividad con “membresía sumamente exclusiva” (o sea, de sólo tres personas), han llegado a la conclusión que no pierden nada tirándose al medio, porque “no es como si hubiera mejores alternativas que tres bambalanes”. En su plataforma de partido (cuyo lema es “La Misma Mierda De Siempre, Pero Sin Las Expectativas De Cambio”), los candidatos ñamísticos han hecho la siguiente exhortación al electorado boricua: “Amigo puertorriqueño enfogona’o: este año, en vez de no votar, o quedarte calla’o, mejor vota write-in por nosotros. Si no votas, o si vas a votar y dejas la papeleta en blanco, nadie va a saber cuál es el mensaje que quisiste dar. Ahora bien: si lo que quieres es enviar el mensaje de que cualquier zahorria sería mejor que votar por uno de los candidatos de los partidos inscritos, ¿qué mejor manera que votar por nosotros tres sinvergüenzas?”. Entre sus virtudes, el trío ñamero destaca las siguientes:

  • “Contrario a Aníbal Acevedo Vilá, no tenemos 24 cargos federales en contra nuestra (sólo tenemos 2… ¡y son puramente fabricados!)”.
  • “Contrario a Luis Fortuño, sabemos abrir la boca, y la gente de nuestro partido nos obedece (lo cual es fácil dado que nuestro partido está formado por solamente nosotros tres)”.
  • “Contrario a Edwin Irizarry Mora, solamente con el apoyo de nuestros amigos en Facebook ya nosotros tendríamos más votos que si todos los pipiolos este año se pusieran de acuerdo para dejar de melonear”.
  • “Contrario a [el Ingeniero] Rogelio Figueroa, nosotros sabemos que los coquíes no son chinita”.
  • “En resumidas cuentas: ¡no podemos cagarla más de lo que los otros partidos han hecho desde siempre!”.

Para apoyar su repentina candidatura a la gobernación, El Cangrimán explicó los puntos más sobresalientes de su plataforma: “Bueno, más que plataforma, lo que tengo son par de tablones podríos encima de dos bloques, pero como dijo alguien importante, ‘si no puedes con ellos, róbales las ideas'”, explicó el candidato. “Énigüei, quiero asegurarle a los votantes que la sinceridad guiará nuestra gestión administrativa desde el primer día. ¡Atrás quedaron los días en que los políticos prometían una cosa y a tus espaldas hacían otra, robándose descaradamente los chavos del pueblo! Nosotros nos comprometemos con robarte exactamente lo que te prometamos de antemano robarnos… ¡y ni un centavo más! Y por eso de empezar a ‘gobernar’, rapidito les adelanto que ustedes me van a comprar un iPhone y un PlayStation 3 de Navidad. ¡Así que pónganse a llenar las planillas!”, declaró desfachatadamente.

El Honorable Gobernador, El Cangrimán, no le aguantará mierdas a la Legislatura. Con esa misma cara de encojona’o, va a soltar el control del X-Box y llegará al Capitolio a repartir gaznatá’s al primer pendejo que trate de pasar una resolución de felicitación, o se invente declarar un día totón, como El Día de la Batata

El candidato a Comisionado Residente por el Partido del Ñame, conocido entre sus correligionarios como El Rata, declaró que aunque él no tenía “ni puta idea” de lo que hace el Comisionado Residente, eso no debería descualificarlo de la contienda porque “Sarah Palin dijo explícitamente que alguien tendría que explicarle a ella qué era lo que hacía el vice-presidente, y de todos modos la dejaron correr para ese puesto”. Aunque no pudo hablar específicamente de los logros que obtendría si fuera elegido Comisionado Residente, El Rata logró usar sus destrezas de político escurridizo para hablar sobre su plataforma de todos modos: “Yo voy a luchar por ti, amigo puertorriqueño: tus problemas serán mis problemas; tu dolor será mi dolor; tu salario mínimo será mi salario mínimo (bueno, aunque mi salario actual será mucho, mucho más que el tuyo). Yo estaré… donde demontres sea que se supone que resida el Comisionado Residente, tomando las decisiones difíciles que probablemente mi puesto me obligue a tomar… y preparándome sigilosamente para, en cuatro años, tumbarle el cuello al Cangrimán este y tirarme yo para la Gobernación, igualito como le hizo Fortuño a Rosselló“, declaró en voz baja para que El Cangrimán no escuchara.

El Rata se dedicará a miquear en el Congreso, leyendo blogs y viendo videos de YouTube, y poniéndole los acentos a las historias de El Ñame (bueno, al menos tiene la decencia de decírtelo)

Por su parte, el tercer miembro del triumvirato, Oscar Marrano, explicó que aspirará a la Presidencia del Senado y que esto surgió luego de concluir que sus compañeros ñamísticos necesitarán del control legislativo para poder implantar su ratera agenda política: “Definitivamente, el control de la Legislatura nos provee las herramientas necesarias para ejecutar nuestros planes de, je je je, gobierno. Ya estamos evaluando par de candidatos para Secretario de Justicia que estarán a cargo de fiscalizarnos férreamente”, comenzó diciendo Marrano, quien curiosamente llevaba bajo el brazo el listado de pasados funcionarios de la administración Rosselló. “Además, como Presidente del Senado, prometo ser tan productivo como los demás presidentes del Senado juntos: pondré un jacuzzi más lujoso que el de Miguel Hernández Agosto; viajaré en helicóptero con más frecuencia que Tony Fas, y daré más viajes al extranjero con mi secretaria en mi primer año que los que él dio en el cuatrenio completo; podré cambiar mis trajes de polyester de Donato por finos trajes de diseñador en menos tiempo que Bobby Rexach Benítez; y utilizaré la presidencia para figurear y posar más que Charlie Rodríguez”, aseguró confiado el candidato, quien sin embargo añadió que “lo que no puedo prometer es que seré menos productivo que Charlie. O sea, ¿cómo podría?”.

Ya hemos tratado batatas en la presidencia del Senado. ¿No es acaso hora de montar a un ñame con corbata y tratar algo diferente?

Sobre los exhorbitantes gastos en que incurre el Senado actualmente, Marrano se comprometió a implantar estrictas medidas de control fiscal, asegurándose de que todo gasto tenga que ser aprobado por su oficina: “Bajo nuestra presidencia nadie podrá quejarse de que los chavos no se reparten equitativamente, ¡porque no le voy a dar ni un chavo a nadie! En vez, asignaremos todo el presupuesto directamente a la oficina del Presidente. Así quedará prohibida la contratación descarada de batatas políticas dizque como asesores, y pasaremos a contratar descaradamente un montón de ñames en su lugar. Porque todo el mundo sabe que los ñames con corbata son más productivos que las batatas atornilladas”, dijo Marrano. “Además, en definitiva, los barriles de tocino quedarán estrictamente prohibidos bajo mi incumbencia. ¡Y la madre del que vuelva a mencionar el tema!”, amenazó Marrano visiblemente irritado. “Total, después que termine de confeccionar el presupuesto de mi oficina, no quedará nada que repartir de todos modos”, aseguró. Sobre las dietas de los legisladores, el candidato demostró estar en total sintonía con las preferencias del electorado en general: “Yo, como tú, amigo que me escuchas… er, lees, creo que el abuso este de las dietas se tiene que acabar. Como Presidente del Senado me comprometo a eliminar el presupuesto para dietas y asignárselo al fondo de mejoras a la infraestructura del Capitolio, que tan necesario es para restaurar este monumento y ajustarlo a nuestras necesidades actuales”, explicó el candidato mientras ojeaba un catálogo de jacuzzis.

El candidato se comprometió además con comenzar de inmediato un procedimiento que dé paso a la Unicámara: “Quiero que sepan que yo estoy comprometido con la mentá’ Unicámara esa, especialmente después del revolú del video 59. O sea, ¿para que hacían falta tantas cámaras de seguridad, si para fisgonear a algún senador que haya decidido sobetearse a su chilla en el parking del Capitolio basta con una sola cámara? Eso sí, en lo que debemos invertir es en mejores zooms para esa cámara. Porque la seguridad es primordial, ¿tú sabes?”, explicó Marrano, demostrando una vez más cuán apropiado es su chauvinista apellido. “En fin, estimado elector, te prometemos que el Capitolio finalmente dejará de ser un hato de reses, pasando a convertirse en una porqueriza”, concluyó Marrano, ante los ensordecedores vítores y gritos de apoyo de sus padres, quienes irónicamente observaban por televisión parte de la actividad de cierre de [el Ingeniero] Rogelio Figueroa.

Los miembros del Partido del Ñame le piden encarecidamente el voto “a los tres gatos que nos leen, que todavía no hayan votado, y que no tengan miedo de hacer la ridiculez de votar write-in por personas con nombres como ‘Cangrimán’, ‘Rata’ y ‘Marrano'”.