Hollywood, California – En una búsqueda desesperada y patética de recobrar sus años de gloria, el actor estadounidense Sylvester Stallone se ha propuesto rehacer todas sus películas de los años ochentas, entre ellas clásicos como “Stop! Or My Mom Will Shoot” y “Over the Top“.


El ajado actor Sylvester Stallone, intentando recuperar su gloria de antaño

Sylvester Stallone, el poco talentoso aunque fornido actor que se hiciera famoso en la década de los 80’s con sus películas de acción, parece que ha estado intentando revivir algunas de sus franquicias más famosas, como las de los personajes de Rocky Balboa y Rambo, con las recientes películas llamadas, muy originalmente, “Rocky Balboa” y “Rambo“. Dada la gran acogida del nuevo capítulo del humilde boxeador de Filadelfia, y el hecho de que la última película de Rambo no fue un desastre taquillero total y absoluto, el actor se ha envalentonado para continuar rehaciendo todo su oeuvre ochentoso.


El mítico personaje Rambo, por alguna razón descamisado en el medio de la jungla

“Sé que habrá muchos que dirán que estoy loco”, explicó Stallone, “pero esa gente que me dice que estoy loco no está haciendo chavos a diestra y siniestra recalentando las mismas historias y los mismos personajes de hace más de veinte años a una nueva audiencia que no sabe que está viendo la misma mierda. Claro, también está la retrahíla de personas que eran demasiado pequeños para ver mis sangrientas películas cuando salieron en el cine, y ahora pueden darse el lujo, e igualmente aquéllos que las van a ver simplemente porque se sienten nostálgicos (por eso de que las películas charras de nuestra infancia siempre tienen un lugar especial en nuestro corazón)”. También hay quienes añaden que es más bien que Stallone quiere probarle al mundo y a su juvenil esposa, Jennifer Flavin, que él no está tan viejo y estropeado todavía.


Stallone y su esposa, demostrando que las mujeres se le pegan a los hombres viejos siempre y cuando éstos tengan chavos

Stallone reveló que hay muchas películas que son muy cercanas a su corazón que él siempre ha querido volver a explorar, y ahora que ha logrado éxito taquillero con sus últimas incursiones nostálgicas, los estudios filmográficos están más dispuestos a seguirle la corriente. Sal Meyers, presidente de Universal Studios, explicó: “Cuando Sly me trajo su libreto de la secuela de ‘Stop! Or My Mom Will Shoot’ hace cinco años, me le reí en la cara y le dije que dejara de hacerme perder el tiempo y que siguiera brillándome el carro. Pero ahora que no le fue mal con las peladas de ‘Rocky Balboa’ y ‘Rambo’, le di una releída al libreto y tengo que admitir que no es la mierda más cabrona que haya leído en mi vida (ese premio siempre lo tendrá ‘Battlefield Earth‘). Así que le dije ‘¡Dale, qué carajo!’ a Sly y le hice un cheque para que metiera mano con el proyecto”. Stallone intimó que la producción de esta secuela, titulada ‘Stop! Or My Mom Will Shoot… Again!’, ha salido sumamente cara porque han tenido que crear al personaje anteriormente interpretado por la fenecida actriz Estelle Getty por computadoras (usando la misma tecnología diabólica que utilizó George Lucas para regalarle Jar Jar Binks al mundo). “¡Lo increíble”, apuntó Meyers maravillado, “es que el personaje animado de Getty se ve más real y vivaracho que el del mismo Stallone!”.


La versión animada de Estelle Getty, actuando mejor que Stallone

Otro proyecto cinematográfico que podría estar mancillando la pantalla grande dentro de poco es “Over the Top 2: Electric Bugaloo”, “Pero sólo si consigo que Robert Loggia acceda a participar en la película”, aclaró Stallone, “porque si no, ¡creo que todos estamos de acuerdo que sería una tremenda basura! Pérate”, se detuvo Stallone meditabundo, “Robert Loggia todavía no se ha muerto, ¿verdad que no?”. Hay también rumores (desgraciadamente no infundados) de que se está trabajando igualmente una secuela de “Judge Dredd”, titulada “Judge Dredd 2: Feeling of Dredd”, cuyo libreto preliminar fuentes anónimas han descrito como “el hijo bastardo entre ‘Demolition Man‘ y ‘Divine Secrets of the Ya-Ya Sisterhood‘”, lo cual es más horrorizante que la idea de ver a Stallone usando un uniforme de licra.


Stallone y la licra: una unión maligna concebida en las profundidades del Infierno

Al preguntarle al actor y también director si pretendía igualmente hacer secuelas de películas como “Cobra” y “Tango & Cash“, éste respondió iracundo: “¿¡Pero cómo se atreven a sugerir eso!? El arco dramático de esas historias ya ha sido resuelto de manera completa: ¡hacer una secuela de ellas a estas alturas sería diáfanamente un burdo intento de hacer dinero a costillas del público incauto!”, lo cual nos sorprendió no tanto por esa muestra inusitada de integridad artística, sino porque no hubiéramos imaginado que Stallone supiera palabras como “diáfanamente” o “burdo”, o siquiera de que hablara español.