Minneapolis, Saint Paul – Debido al embate del huracán Gustav en la zona del Golfo de México, el Presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, y su Vice-Presidente, Dick Cheney, anunciaron que no estarían asistiendo a la Convención Nacional Republicana para atender la potencial crisis. Al preguntarle al Senador John McCain, quien será declarado oficialmente en la convención como el candidato a la presidencia de los Estados Unidos por el Partido Republicano, si aprobaba de esta decisión, éste contestó: “¿Quiénes son los que no vienen? ¿George Bush y Dick quién? No sé de quiénes me hablan”.


A ver… jodieron la economía, manejaron miserablemente la crisis de Katrina, y nos metieron en el boquete de Irak a base de mentiras y engaños. ¿Querrán acordarse los republicanos de que estos dos son del partido de ellos esta semana en la convención?

La perpleja prensa le contestó que eran el Presidente y Vice-Presidente de los Estados Unidos por el Partido Republicano, y cuya presencia era lógicamente esperada en la convención. “¡Oh, los dos personajes estos de los que me quiero alejar lo más posible en esta campaña!”, respondió McCain. “Pues fíjate, sabíamos que el tal George iba a dar el mensaje de inauguración de la convención, pero dado el inminente azote del huracán Gustav le dijimos que si prefería irse a bregar con la crisis, pues que entenderíamos. Ah, y que podía llevarse con él a Dick también”, aclaró McCain.

“¡Mírenme, todavía soy Presidente e importante! ¡Ah, y John McCain es mi candidato!”, dijo Bush a la prensa en esta foto. “¡Sea la madre!”, se escuchó decir a McCain entre dientes

Se le preguntó a McCain si el Presidente fue receptivo a la sugerencia, a lo que el ajado Senador contestó: “Pues mis asistentes, quienes fueron los que hablaron con él porque yo no lo conozco muy bien, me dijeron que él manifestó su intención de mantener su compromiso conmigo y con el partido y que podía dar el mensaje cortito y arrancar rápido para la zona de desastre. Pero mandé a decirle que no, que yo insistía y que no había ningún problema, que fuera a atender la crisis, que nadie en el partido lo culparía por no aparecerse en la convención. Y que se acordara de llevarse a Dick también. Total, esto es sólo una tonta convención donde yo seré coronado como el candidato a la presidencia, y él debe concentrarse en mantener a nuestro país a salvo, como debería haber hecho estos últimos ocho años, lo cual me hubiera hecho esta campaña muchísimo más fácil… Oh! Freudian slip!“.


Éste es Gustav, y ahora mismo es el mejor amigo del John McCain y el Partido Republicano

Se le cuestionó si nadie vería la ausencia de Bush como que el Partido Republicano estaba utilizando al huracán como una muy conveniente excusa para evitar que estuviera presente en la convención el presidente menos popular en la historia moderna americana, a lo que contestó: “Para nada: ellos tienen un trabajo que hacer y aprecian mucho la flexibilidad que hemos extendido hacia ellos para que no tengan que estar aquí y puedan bregar con esta situación. De hecho, el Vice-Presidente Cheney me dio las gracias por dejarlo ir a bregar con esta crisis y me invitó a ir con él a cazar codornices la semana que viene. ¿Ven que todo está bien?”, dijo sonriendo nerviosamente.


Éste es Harry Whittington, y los boquetes y golpes que ven en su cara son testimonio de qué le pasa a los que se meten entre Dick Cheney y la codorniz que quiere cazar: le sugerimos al Sr. McCain que mire bien dónde se para en su viaje de cacería. Probablemente todo estará bien: no es como si que Dick Cheney guardase rencores con nadie y buscara una excusa para dispararle a la gente que le tiene ganas…