Las Vegas, Nevada – Luego de la pelea del pasado sábado en la que el peleador puertorriqueño Miguel Cotto perdió su campeonato mundial welter, cuatro dientes, dos costillas y una pinta de sangre contra el mexicano Antonio Margarito, el promotor Bob Arum aseguró que hará todo lo que esté a su alcance para garantizar al ex-campeón boricua que todos sus intentos por conseguir una revancha contra el nuevo campeón resulten infructuosos, a la vez que se comprometió a negociar inmediatamente una revancha contra cualquier rival al que Cotto haya vencido fácilmente en el pasado y que aún posea una inmerecida reputación como contendiente de cuidado. Aunque todavía no existe un rival definitivo, el promotor expresó su preferencia por el también puertorriqueño Carlos “El Indio” Quintana, a quien Cotto derrotó hace poco más de año y medio en cinco asaltos, y que aún tiene aunque sea una remota posibilidad de ser hiperbolizado como un rival peligroso, al menos entre el conocedor público puertorriqueño.

El peleador boricua Miguel Cotto ordena a una empleada el MGM Grand lo que de seguro será el principal componente de su dieta por las próximas semanas: sopa

“Después de ver la repetición de la pelea y comprobar la paridad de fuerzas entre Margarito y Miguel, hemos decidido que no queremos verlo en el mismo zip code en que se encuentre Margarito”, dijo Arum, reflejando el sentir de la inmensa mayoría de los puertorriqueños. “Así que por los próximos meses estaré haciendo ofertas fatulas diseñadas para que Margarito las rechace. Y si acaso acepta alguna de mis ridículas ofertas, utilizaremos nuestros considerables recursos para comprar excusas médicas o falsificar radiografías que muestren huesos rotos, para poder anunciar con gran pesar la cancelación de la pelea”, añadió el promotor. “De hecho, ya redacté mi primera oferta, en la que ofrezco a Margarito la oportunidad de que me pague $250,000 por pelear contra Miguel en Micronesia, costeándose él mismo su estadía y sus pasajes. Aquí la tengo conmigo, y se la haré llegar tan pronto le dé los ‘toques finales'”, dijo sonriendo mientras mostraba a los presentes un rollo de papel sanitario en el que se podía observar algo escrito.

Cotto aprovecha una pausa en la acción durante el undécimo asalto para agacharse a amarrarse un zapato

Sin embargo, Arum anunció que mientras esperan por que las ofertas y contra-ofertas sean rechazadas por Margarito, se encuentran estudiando diferentes posibilidades para el próximo combate de Cotto: “Anoche mismo me senté con Evangelista (Cotto) y comenzamos los preparativos para una revancha contra Quintana o algún otro muerto contra el que Miguel pueda lucir invencible”, dijo Arum, mencionando al tío y entrenador del boricua. “Lo importante es conseguir a algún rival al que Cotto ya le haya ganado, y que cuente con una reputación totalmente inmerecida pero que haya pasado increíblemente incuestionada. Quintana definitivamente llena esos requisitos a la perfección”, explicó Arum.

Al preguntársele si no le preocupa la reciente derrota por nocaut en el mismo primer asalto de Quintana ante Paul Williams, en la que el púgil mocano dejó demostrado sin lugar a dudas cuál es su potencial pugilístico, Arum rechazó que la derrota pueda haber afectado la percepción sobre Quintana entre los verdaderos conocedores del deporte: “Bendito, mijo, cuéntame: ¿cuántos pay-per-views vendió esa pelea? Si vendió cinco mil fue mucho. Lo más seguro en Puerto Rico todavía creen que es campeón. Y eso es si alguna vez se enteraron de que había llegado a campeón. Es el rival perfecto para Miguel en estos momentos”, señaló.

Miguel Cotto demuestra cuán dominante puede ser cuando se enfrenta a granjeros que entrenan mientras trabajan como empleados de gasolinera

Por su parte, el entrenador Evangelista Cotto opinó que, dada la incuestionable superioridad boxística que exhibió su pupilo en esta pelea, si realizan ajustes estratégicos menores podrían obtener un resultado diferente en una revancha contra Margarito: “Durante los primeros asaltos el boxeo de Miguel era demasiado para Margarito. Por más que trataba, Margarito simplemente no podía alcanzarnos”, dijo el legendario entrenador sobre la gran movilidad exhibida por el púgil, y que por momentos lo hizo lucir casi tan agresivo y demoledor como el campeón minimosca puertorriqueño, Iván Calderón. “Para una revancha contra Margarito, de seguro continuaríamos explotando esa ventaja. De hecho, en vez de entrenar con chatas, podemos contratar un entrenador de pista y campo para trabajar con la estámina de Miguel y así poder correr por más de seis asaltos. Y además de eso, en vez de ponerle zapatillas de boxeo podemos ponerle patines. ¡Ahí sí que no nos alcanza!”, expresó Evangelista sobre Cotto, quien a pesar del castigo recibido, al afeitarse la cabeza para el combate al menos evitó que le dieran hasta dentro del pelo.

Las nuevas zapatillas que utilizará Cotto si algún día obtiene una revancha con Margarito, y con los que definitivamente hará lucir a Iván Calderón como si fuese Tito Trinidad

De acuerdo al entrenador, existen otros ajustes que, aunque menores, son a su juicio necesarios para una revancha contra Margarito: “Con que hagamos par de ajustes la revancha sería más pareja. Por ejemplo: en vez de usar guantes de boxeo podemos usar dos bloques de concreto pa’ darle por el cocote. Podemos también realizar la pelea en un ring circular, para evitar la manía esta de Miguel de quedarse para’o en la esquina golpeando los puños de Margarito con su nariz”, dijo sobre la valiente pero desafortunadamente fallida estrategia defensiva de su pupilo. Cotto añadió que, para irse a la segura, también podrían contratar un francotirador y ocultarlo estratégicamene en el techo del MGM Grand. “Todo eso es posible. Definitivamente, a Margarito que se cuide, que una vez volvamos a hacerle creer a todo el mundo que estamos al nivel de Mayweather y Oscar De La Hoya, vamos pa’ encima”, concluyó en tono decidido.

Con la victoria, Margarito automáticamente deja de ser el boxeador más subestimado en la historia del boxeo para convertirse en el más infinitamente sobreestimado. También se convierte en el boxeador más invencible y monstruoso de los últimos 45 años, siendo capaz de dominar a todos los actuales campeones que reinan entre los pesos welter y super mediano, y quien podría ganarles de dos en dos en un mismo fin de semana, de acuerdo a la opinión generalizada entre los más reconocidos expertos en boxeo del mundo, quienes curiosamente viven todos en Puerto Rico.