Washington, DC – El periódico estadounidense The New York Times reveló ayer que la Casa Blanca se rehusó a abrir un e-mail de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en el idioma de 50 Cent) en diciembre, que detallaba sus determinaciones sobre el calentamiento global y posibles acciones a tomar. La Casa Blanca no estaba de acuerdo con los contenidos del informe y envió un comunicado a oficiales de agencia instruyendo que el e-mail no debería ser abierto. Una versión nueva del documento, que no ofrece ningún tipo de conclusión, será publicada esta semana por la EPA bajo presión de la Casa Blanca, y aparentemente, ése sí lo van a abrir, esquivando exitosamente tener que reconocer y acatar el contenido de la primera. Ante el éxito de esta estrategia, el Presidente Bush anunció que dejará de leer cualquier tipo de malas noticias.


No tan sólo ignorando la realidad, pero ahora ni siquiera reconociendo su existencia… Good times!

“Que esto sirva de aviso a todo el mundo: de ahora en adelante no tan sólo vamos a ignorar cualquier noticia, informe o consejo que no comulgue con nuestra visión del mundo, sino que ni siquiera lo vamos a leer”, expresó Dana Perino, Secretaria de Prensa de la Casa Blanca. “Antes, tal vez la persona escribiendo informes no favorables a nuestras posiciones oficiales podría haber deducido que ignoraríamos sus recomendaciones, pero quizás esperaba que si escribía un argumento especialmente disuasivo, el Presidente le haría caso a la recomendación. Pero sepan que ya instruimos a nuestros ayudantes de bajo nivel, que a la primera oración que lean que no sea acorde con La Verdad que nosotros promulgamos, no se le haga llegar al Presidente ni a ningún jefe de agencia con poder de decisión. Así que evítense frustraciones y tiempo perdido que nunca recuperarán: ustedes saben lo que queremos escuchar, así que escribir el comunicado va a ser facilito. Lo mejor es que acaban rápido y pueden irse a compartir con sus familias”, aseguró.


Dana Perino, la Secretaria de Prensa más rica desde… bueno, desde siempre, diciendo: “Pérate un momentito, que me parece que esa pregunta no me va a gustar: ¡n’oigo n’oigo, soy de palo, tengo oídos de pescado!”

Ante el claro éxito de esta estrategia de la Casa Blanca, la directora de la Oficina Central de Comunicaciones y Prensa de La Fortaleza, Juanita Colombani, anunció que el gobierno local estará asumiendo la misma estrategia. “Desde ahora le decimos a Fiscalía Federal que no pierda su tiempo enviándonos órdenes de comparecer ante Grandes Jurados o solicitando documentos. Simplemente no los vamos a leer, hasta que nos envíen materiales aceptables, como por ejemplo, un comunicado exonerando a nuestro bien amado líder, Aníbal Acevedo Vilá. Si nos negamos a leer cualquier comunicado que tenga que ver con sus viciosas acusaciones, lógicamente estas acusaciones no existen”, dijo con una sonrisa triunfal.


“O sea: ¿que si no hubiera leído la citación al Tribunal Federal de San Juan, no hubiera tenido que ir? Ah pues, si no leo las encuestas estoy alante entonces, ¿verdad?”

Le preguntamos a la Fiscal Federal, Rosa Emilia Rodríguez, que qué pensaba de esta nueva política de la Fortaleza, a lo que contestó luego de soltar una buena carcajada: “¡Para el Jefe, cualquier cosa! ¡Para el administrador de La Colonia, un traje chinita!”.