San Juan, Puerto Rico – En un gesto que ha evidenciado la generosidad del Pueblo puertorriqueño, éste ha decidido hacerle donaciones caritativas al tan necesitado Gobierno de Puerto Rico en o antes del 15 de abril de 2008. Por su parte, para fomentar que la ciudadanía coopere (buscando frenéticamente frenar el fiasco fiscal del Gobierno que lo obligó a cerrar el año pasado por dos semanas), el Departamento de Hacienda ha preparado una serie de formularios y anejos que ayudarían a los donantes a calcular la aportación que mejor se ajuste a su presupuesto.


Seguida de la Orden de las Hermanitas de la Caridad, Hacienda es la organización benéfica más grande en Puerto Rico

“El Gobierno está pasando las de Caín”, opinó Don Modesto Iturregui, dueño de la barra “La Jendía de Ayer” en Isabela, “y es nuestro deber echarle la manito. Es por eso que le haré un cheque por una cantidad que será basada en un porcentaje sobre mis ganancias netas, el cual determinaré usando fórmulas intrincadas e inescrutables derivadas de los formularios de ayuda que ellos nos facilitaron. Es más, para facilitarle el proceso a nuestro atribulado Gobierno, especificaré todo el proceso matemático que me llevó a la cantidad que les donaré para que se les haga fácil hacer la contabilidad… y lo haré prontamente, digamos que en o antes del 15 de abril, así tenga que ir tarde en el día y hacer una fila cabrona en el Correo General”.

Para fomentar que los ciudadanos aporten lo que puedan al erario público, el Gobierno incluso se echó encima la labor de crear formularios con el propósito de facilitarle a los donantes calcular la donación que quieran hacer. José Guillermo Dávila Matos, el Secretario de Hacienda, es el encargado de encauzar este intento gubernamental de aumentar sus fondos: “Estamos trabajando fuertemente para organizar este programa de caridad en el cual le pedimos encarecidamente a nuestros ciudadanos que cooperen con la causa y hagan alguna aportación para ayudar a echar este país pa’lante: no estamos pidiendo que nos donen todos sus ingresos (quizás una tercera parte como mucho). Hemos incluso impreso unos folletos informativos para que la gente sepa en qué usaríamos sus donativos, y para qué los necesitamos tanto”, explicó, refiriéndole al panfleto titulado “Hacienda Y Tú: Por Qué Necesitamos Tus Chavos Más Que Tus Hijos”.


El Secretario de Hacienda, José Guillermo Dávila Matos, saludando risueño

El folleto informativo contenía muchos datos para ayudar a la ciudadanía a conocer más sobre el proceso de recaudación de fondos, además del trasfondo histórico de Hacienda, citando por ejemplo que “el nombre de nuestra organización (sin fines de lucro) se debe a la gran cantidad de obras benéficas hemos estado haciendo para la comunidad”. Además, el panfleto desglosó el sinfín de planes a los cuales los puertorriqueños se podían acoger si decidían enviar donaciones, lo cual éstos deberían hacer, según el folleto, “so pena de cárcel”. De más está decir que el mismo Gobernador Aníbal Acevedo Vilá escribió el mensaje introductorio, en el cual le hizo un encarecido pedido de caridad al Pueblo, enfatizando sobre todo uno de los planes de donación, titulado “Anejo ANBL-PPD”, el cual serviría mayormente, según Acevedo Vilá, “para defenderme legalmente del abuso de los Federales, y evitar que termine en la cárcel haciéndole los mandados a un tosco mulato llamado Cuco quien de seguro me tomaría como esposa”.

Doña Marisol López, vecina del barrio “El Pitirre” de Maunabo, fue una de las que fue conmovida con el panfleto informativo que recibió de Hacienda: “A la verdad que se me partió el corazón cuando vi las fotos de esos pobres muchachitos que pusieron”, aseguró, refiriéndose a fotos de Víctor García San Inocencio, Orlando Parga, y otros legisladores. “Sé que tienen problemas alimenticios, o quizás requisitos nutricionales bien estrictos, porque leí que hasta tienen derecho a una ‘dieta’, y que los chavos que yo done servirán para poder costear su ‘dieta’. Y parece también que los pobrecitos tienen problemas caminando, porque también decía ahí que mi donativo contribuirá para poder pagarles carro, y a veces hasta chofer y todo. Ay bendito, debe ser triste vivir así: yo donaré hasta que duela, e incluso me acogeré al plan donde me debitan dinero directamente de cada chequecito. ¡Que se joda si este mes no pago renta o si la nena no come!”.


Víctor García San Inocencio, demostrando la importancia de la “dieta” de los legisladores

La Doctora Isabel Montes de Oca, por su parte, expresó que no entiende por qué tiene que estar manteniendo a “esa retrahíla de haraganes” que componen el Gobierno, y que “si ellos cagaron la cosa, pues que se tiren a las luces a pedir chavos y limpiar parabrisas con trapos sucios, o vender chocolates al frente de Walgreens”. La doctora añadió: “y no vengan a enviarme formularios para que yo les haga donaciones caritativas, que si el Formulario 482 o que si el 480, con sus respectivos güelemil anejos escritos en un idioma que se asemeja pero que no es exactamente español: ¡pónganse a trabajar y a no malgastar los chavos, es lo que tienen que hacer!”