San Juan, Puerto Rico – Luego de examinar detenidamente importante evidencia fotográfica publicada en un diario del país, la Jefa de Fiscalía federal en la Isla, Rosa Emilia Rodríguez, ha decidido retirar todos los cargos que pesan contra el Gobernador Aníbal Acevedo Vilá por considerar que obligarlo a utilizar sus antiguos trajes de polyester y sus enormes anteojos constituiría un castigo cruel e inusual contra el Pueblo de Puerto Rico. La fiscalía aseguró que al momento de radicar los cargos no contaban con el beneficio de tan vital pieza de evidencia, y agradeció la labor de los periodistas de El Nuevo Día por haberla puesto a su disposición, evitando así serios daños retinales a los puertorriqueños.


Un elegante Acevedo Vilá demuestra el fino gusto e impecable conocimiento de moda que lo hicieron un símbolo sexual en sus primeros años en la legislatura. En serio, ¿es a esto a lo que queremos volver?

“Definitivamente, esas fotos de Aníbal hablan por sí solas”, exclamó la portavoz de fiscalía federal, Lymarie Llovet, con el estómago aún revuelto de la impresión. “Sería una crueldad increíble condenarlo a prisión por intentar mejorar su imagen al llegar a comisionado residente y gobernador. O sea, ¿ustedes recuerdan algún gobernador que haya vestido de Donato o de Madison?”, preguntó Llovet. “Y ni hablar de los espejuelos ésos. Yo me imagino que quien lo viera guiando por la calle pensaría que su carro tenía tres cristales parabrisas”, dijo Llovet evidentemente impresionada con lo cruel que puede ser la vida.

De acuerdo a la portavoz, una vez la fiscal Rodríguez examinó el historial de moda del Gobernador, tomó las medidas necesarias para corregir la injusta situación en la que lo mantenían: “Inmediatamente después de ver las fotos, la fiscal ordenó que se efectuaran cuantos donativos ilegales fuesen necesarios para cooperar con su comité de campaña. De hecho, ya nosotros hicimos un serruchito aquí, y recogimos como $55,000. Sólo estamos buscando el laundromat donde se supone que le echemos el donativo”, dijo Llovet, mostrando una caja de zapatos similar a las cientas de cajas que incautaron en el Comité del Partido Popular. “Es que por más ilegal que sea, es nuestro deber ayudar al feostio éste”, concluyó.


Vista parcial del local que alberga el Comité de Finanzas del Partido Popular Democrático: nada sucio ocurre aquí, especialmente desde que compraron las lavadoras industriales Lavatón 2008 con capacidad para donativos en exceso de $100,000

Por su parte, la fiscal María Domínguez, cuyos refinados gustos y excelente peinado le han merecido loas por parte de La Prensa del País, negó que la decisión de retirar los cargos se deba a la presión casi unánime de los medios de prensa que tan imparcialmente han denunciado las actuaciones de las autoridades federales como una intervención indebida en materias locales: “Nosotros no podemos entender cómo la misma gente que celebraba las convicciones a nivel federal del Buzo, de Yamil Kourí y de Vázquez Botet, nos acuse ahora de abusadores”, dijo la fiscal denotando un tanto de frustración. “La prensa lo que ha hecho es darle un lavado de cara al Gobernador. Definitivamente esto amerita una investigación exhaustiva, porque sospechamos que para este lavado de cara que le están dando a Aníbal están usando el mismo detergente que él usó para lavar el dinero de su campaña”, dijo convencida.

En respuesta a los viciosos y definitivamente infundados ataques de la fiscal Domínguez, Luis Alberto Ferré Rangel, periodista de excelencia y valiente editor del periódico de su papá, defendió una vez más la libertad de prensa que con tanto éxito ha utilizado su familia en sus demás negocios, y repudió enérgicamente las insinuaciones de las autoridades federales: “Yo creo que nosotros tenemos la responsabilidad de defender los intereses del Pueblo sin dejarnos amedrentar por amenazas de poderes ajenos a nuestra realidad política”, aseguró Ferré Rangel sin identificar al asesor que le escribió esa frase. Ferré Rangel también descartó que las actuaciones de Acevedo Vilá pudiesen ser catalogadas como sospechosas: “¿Qué tiene de raro que el Gobernador haya visitado Orlando, Costa Rica, Miami, Orlando, España y China en menos de dos años, y que se haya gastado más de $50,000 en ropa? De hecho, eso es más o menos lo que me he gastado yo este año. Eso no tiene NADA de sospechoso”, dijo Ferré Rangel, quien de seguro compartía en los mismos círculos sociales que el Gobernador cuando éste vestía de Donato.

Al cierre de esta edición fue imposible obtener una reacción de la Fiscal Rodríguez porque se encontraba ocupada buscando dentro del pliego acusatorio el nombre del cirujano plástico de Acevedo Vilá.


La fiscal Rodríguez demuestra su alegría al encontrar en la guía el número de teléfono del cirujano plástico de Acevedo Vilá: “Ahora sí que me voy a ver bien fabu yo también…”