San Juan, Puerto Rico – Oficiales del Partido Nuevo Progresista expresaron preocupación ante rumores de que Carlos Romero Barceló está considerando la posibilidad de lanzar su candidatura a la gobernación, así sea como candidato independiente. Esta iniciativa del legendario “Caballo”, según las fuentes, se debe a que muy lejos de dejarlo postrado en cama, la pelea que éste sostuvo a puños con el banquero Joseph Raymond Molina, más las amenazas y ultimátums que Molina ha lanzado al ex-Gobernador para que cese y desista de procesarlo criminalmente, le han dado nuevos bríos al veterano político y han tenido un efecto sanador y rejuvenecedor en el ex-Gobernador.

Ah, Raymond, Raymond… o sea, ¿tú crees que después de meterle esa gaznatá’ a Romero, y pa’ colmo darle un ultimátum, el hombre te iba a dejar quieto? ¿Tú te crees que estás bregando con Fidel? Ay, bendito…

“¿Qué no se puede quedar callado el cubano ése?”, nos manifestó Tomás Rivera Schatz, candidato a senador por el PNP. “Ya nosotros lo teníamos bajo control. Tú no puedes salirle de atrás pa’lante a ese macho, porque lo haces peor. ¿Cómo se creen que nosotros los calmábamos? A todo le decíamos: ‘Sí, Don Carlos’ sin buscarle bulla, y poquito a poco se tranquilizaba. Pero tuvo que llegar el mamao cubano ése a darle en la cara y amenazarlo. ¿Cuánto tiempo lleva viviendo ese señor aquí? ¿Qué no sabe que amenazar a Carlos Romero Barceló es echarle gasolina al fuego? Chacho, ahora sí que le va a meter mano”, aseguró. “Hace poco lo vi”, continuó: “¿Saben que ya ni el parcho en el ojo tiene? Se le sanó completito y por mi madre que se ve más joven. Mientras más duro le tira el cubano, mejor se va poniendo de salud”.


A la izquierda tenemos al ex-Gobernador en una foto publicada hace dos semanas poco después del incidente: la foto en la derecha fue tomada este pasado fín de semana en una de las celebraciones de la semana de la ciudadanía americana y lo muestran claramente recuperado y rejuvenecido

Sin embargo, no todo el mundo está descontento con el rejuvenecimiento del ex-Gobernador. Doña Kate Donelly, esposa de Romero Barceló, se expresó muy complacida con las nuevas energías encontradas por su media naranja: “No voy a entrar en mucho detalle, pero la última vez que yo la pasé tan bien fue cuando los populares lo pusieron a declarar sobre Maravilla. Yo me casé con él precisamente porque me encanta verlo exaltado. En esas vistas, mientras más duro le tiraban, más duro clavaba. ¿No se acuerdan? Yo sí me acuerdo…”, decía con voz de ensueño y algo sonrojada, mientras nos hacía dudar sobre el contexto en que estaba utilizando la palabra “clavada”. “Mi majestuoso semental blanco esta lleno de nuevos bríos… ¿soy yo, o aquí hace calor?”, nos preguntó sofocada.