San Juan, Puerto Rico – El Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) ha anunciado que próximamente implementará un cambio en la rotulación de las carreteras del país, utilizando la psicología inversa para aprovecharse del espíritu de contrariedad del puertorriqueño para que éste siga las normas de tránsito. El DTOP asegura que sólo cambiando las señales de tránsito por rótulos con el mensaje opuesto al deseado es que los choferes seguirán las leyes de tránsito, dado el instinto de la mayoría de los ciudadanos de hacer lo contrario a lo indicado.

“Décadas de poner rótulos que le indiquen al conductor puertorriqueño qué debe y qué no debe hacer claramente no han rendido frutos”, concluyó Carlos González Miranda, Secretario del DTOP. “Ciertamente teníamos que cambiar algo para que la gente dejara de pasarle las leyes de tránsito por las bolas: es por eso que encargamos un detallado estudio psicológico de la mentalidad del puertoriqueño promedio, y los resultados son claros: el espíritu de contrariedad, y las ganas de joder la pita, son el motor que mueve a la mayoría de nuestros compueblanos (el estudio también reveló que ‘si no les dan de beber, lloran’, pero ésos son otros veinte pesos)”. El Secretario explicó que los resultados del estudio los llevaron a concluir que para que se siguieran las leyes de tránsito de la Isla, la solución era sencilla: cambiar los rótulos para que éstos digan lo opuesto del mensaje deseado.


El Secretario Carlos González Miranda junto a otros tres tipos ahí, por alguna razón hablando sobre los rótulos al frente de una grúa

“Por ejemplo”, explicó González Miranda, “los rótulos de ‘Pare’ no surten el efecto deseado, porque cada conductor lo ignora y sigue pa’lante el que tenga los cojones más grandes: de hecho, el estudio comprobó que el 95% de los conductores pensaban que el rótulo lo que decía era ‘Coca-Cola’. Para lograr el efecto deseado, cambiaremos todos los rótulos de ‘Pare’ para que digan ‘Síguelo De Rolinpín’, haciendo así que el conductor promedio, con tal de llevar la contraria, se detenga como es debido”. Otras señales de tránsito que serán cambiadas son: “No Entre” a “Dale Por Ahí Pa’Bajo”, “Ceda” a “Síguelo, Que El Carril Es Tuyo”, “Límite de Velocidad 55 MPH” a “Ve A Las Millas De Chaflán Si Te Da La Gana” y “$1,000 Multa Por Arrojar Basura” a “Te Daremos Un Pilón Por Arrojar Basura”. González Miranda apuntó que la nueva verbosidad de los nuevos rótulos causará que éstos tengan que ser más grandes, e inclusive se le pondrán luces parpadeantes de colores neón, para hacerlos más llamativos. “Ahora sí”, sentenció el Secretario, “la madre del que venga con llantenes a los policías de que dizque no vio el rótulo, porque ahora parecerán entrada de putero”.


Según estudios psicológicos, así es que el 95% de los puertorriqueños ve los rótulos de “Pare”

Antes de tomar esta decisión, el DTOP realizó un programa piloto en Guaynabo City, cambiando las señalas de tránsito dentro del Royal Turkey Subdivision (antes conocida como la Urbanización Pavo Real) para observar el comportamiento de los choferes del área. Aunque dicho programa al principio pareció no haber sido exitoso (dado que la gente seguía comiéndose los “Pare” y metiéndose por las calles en contra del tránsito), la situación rápidamente mejoró cuando decidieron poner los rótulos en inglés, la lengua materna de los guaynabitos: “En cuanto cambiamos los ‘No Entre’ para que dijeran ‘Hit It For There For Down’, empezamos a notar cómo la gente se paraba como Dios manda. Le agradecemos al Guaynabo City Police Department por habernos hecho la sugerencia de traducir los nuevos rótulos: senquiu beri moch tu ol of yu”, dijo agradecido González Miranda a los policías de Guaynabo City, en su idioma natal.


“Incluso consideramos cambiar los rótulos de ‘Salida’ para que digan ‘Entrada’, sólo para joder la pita”, rio el Secretario

Los choferes que condujeron en las áreas que formaron parte del programa piloto explicaron por qué este cambio fue tan eficaz: “Es sencillo: si yo veo un rótulo que me dice que lo siga de rolinpín, es que debe de haber algo malo en esa intersección, así que yo mejor me paro y lo sigo con cuidadito, que uno nunca sabe”, dijo uno. “No pueden engatusarme para que eche basura en un lugar ofreciéndome un trapo’e pilón”, aseguró otro chofer irancundo, añadiendo: “¡Yo no estoy a la venta! Es más, sólo por joder al Alcalde, voy a ponerme a recogerle la basura alrededor del rotulito, pa’ que sepa lo que es bueno”.


El nuevo rótulo dirigido para que la gente no tire basura, con borde de neón fosforescente y to’a la pendejá’

En efecto, si el cambio en rotulación es tan exitoso como lo fue el plan piloto, no se descarta extender esta teoría a otros ámbitos del país, como por ejemplo poner cartelones en las paredes del Capitolio que recen: “Róbate Los Clavos De La Cruz, Que Para Eso Te Eligieron”, lo que podría efectivamente detener la corrupción gubernamental.