Washington, D.C. – El Presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, recibió ayer al candidato a la presidencia por el Partido Republicano, el senador por Arizona, John McCain, y asegurando que éste sería “el presidente que traerá la determinación para derrotar al enemigo”, Bush procedió a darle su endoso oficial. El público quedó anonadado cuando el Senador McCain con un gesto de disgusto exclamó: “¡Me cago en na’!”, y entró en una diatriba contra el Presidente. “¡Puñeta! ¿Pa’ eso me trajiste aquí? ¿Se supone que esté feliz, cabrón? ¡Oh! ¡Miren! ¡El Presidente con un índice de aprobación de 31% me apoya! ¡Infeliz! Pero nada, continúe señor Presidente, que me muero por oír el resto”, le dijo McCain a Bush.


La foto fue tomada instantes después de Bush dar su anuncio: Bush está con su cara de “¡Ahora es que McCain va a despegar!”, mientras que McCain está con su cara de: “¡Me clavaste, cabrón!”

“Este… pues… bien… pues sigo…”, continuó Jorge Matojo. “Como iba diciendo… Tiene una valentía increíble, carácter firme y perseverancia para llegar a este momento y eso es exactamente lo que necesitamos en un presidente, alguien que pueda hacer frente a decisiones difíciles y que no tiemble ante el peligro”, dijo el Presidente. “¡Pero… qué… clase… de… cojones… tiene este mamao!” gritó McCain. “¿De verdad? ¿Y en las primarias del 2000 no lo era? Me imagino que por eso dijiste el embuste en ese entonces que mi hija adoptada era en verdad ilegítima, que le pegué cuernos a mi esposa, y que para colmo ella era una adicta? Sí, mano, en verdad tuve que perseverar a pesar de esas cabronadas para llegar aquí. ¡Gracias por nada!”, continuó un iracundo McCain. “Pero nada, continúe, mi valeroso Presidente. Si me permite voy a sentarme que la pierna que me jodió el Viet Cong los 5 años que estuve prisionero en Vietnam mientras tú evadías servir me está doliendo un poquito”.


Sí, señoras y señores: Jorge Matojo, quien usó los contactos de Papi para evadir la guerra de Vietnam, ahora dice que John McCain, que se jodió 5 años siendo torturado como prisionero de guerra, es el hombre valiente que Estados Unidos necesita… pero por alguna razón, en el 2000, Bush era el más valiente y cualificado

“Pues… este… nada…”, continuó Bush: “Sólo quería decir que McCain se convertirá en presidente y aportará determinación para vencer al enemigo”. McCain intervino nuevamente: “Aaah, verdad es, se me olvidó, que también tengo que arreglar tu crical en Irak. Voy a aportar determinación… eso es cierto, señor Presidente, porque ya que nos metimos, no nos vamos a poder ir en buen tiempo. ¿Alguna otra forma de la que me quieras clavar, mamabicho? Mano, vete pa’l carajo, con lo que tengo que bregar yo”. Para finalizar, el Presidente anunció su disponibilidad para la campaña de McCain, a lo que éste respondió: “Seguro que puede ayudarme, señor Presidente: usted siéntese tranquilito en esa oficina con sus libros de colorear, no haga nada en los próximos 10 meses, y déjeme llegar. Lo único que tiene que hacer es no morirse, para que Dick Cheney no venga a acabar de joder la cosa, ¿está bien?”, finalizó.


Tú quédate quietecito en tu escritorio y no hagas nada… y hagas lo que hagas, no toques el botoncito rojo debajo del escritorio… Fuck!