San Juan, Puerto Rico – A tan sólo unos meses de que la gran mayoría de los puertorriqueños reciban entre 300 a 1200 dólares de la Tesorería de los Estados Unidos como parte del reembolso contributivo federal, miles de independentistas ya tenían preparadas sus racionalizaciones para aceptar este dinero del Tío Sam y gastarlo a discreción. Sin embargo, el representante independentista Víctor García San Inocencio se los clavó cuando en una muestra de total desprendimiento patriótico, aseguró que de recibir un reintegro, estaría donándolo a la Casa Protegida Julia de Burgos, para devolverle directamente al país lo que es suyo.


Víctor García San Inocencio con su cara de “Si no muestras completo desprendimiento por tu patria, eres un independentista de mierda, así que olvídate de usar el chequecito que enviarán los Mr. Ñémerson para irte de shopping a Plaza en tiendas americanas”

“Aquí no existe ningún conflicto con recibir ese dinero”, comentó Eligio Pérez, independentista de toda la vida. “Como muy locuazmente expresó nuestro representante por el PIP en la Cámara, Víctor García San Inocencio, más se llevan los americanos de aquí en menos de un año con su imposición de las leyes de cabotaje. ¡Seguro que cobro el cheque, si me lo deben!”. Cuando le preguntamos si también estaría donando su dinero a la Casa Protegida de Julia de Burgos o a alguna otra entidad benéfica de la patria puertorriqueña, como García San Inocencio aseguró que haría, Eligio reaccionó con cara de sorpresa: “Anda, ¿él hizo eso? ¡Puñeta! ¡Ya llegó el cabrón éste a cagar más arriba del culo de nuevo! Pues… este… eeeh… pues mi dinero no va para la Casa Julia de Burgos, pero va para una causa justa e importante para nuestra nación… el fondo para… la Casa Pérez… en donde no tienen un televisor… HDTV plasma”, dijo mientras se alejaba discretamente.


Eligio fue sólo uno de miles de independentistas que vieron tronchados sus sueños de televisores plasma y viajecitos a Disney sin ningún sentimiento de culpa, gracias a la gesta patriótica de Víctor García San Inocencio

“Ya llegó el chupamedias éste a clavarnos”, dijo Eladio Rodríguez, estudiante de la UPR y fupista de clavo pasa’o. “Tan fácil que hubiera sido decir sólo que los americanos nos han robado tanto en términos de vida y dinero desde que llegaron y que meramente estamos recuperando lo que es nuestro (yo uso esa para callarle la boca a los que me critican por coger la Beca Pell)… Pero no, tenía que venir el cabrón éste, el más desprendido y desinteresado a donar el dinero a una causa noble. ¡Se jodió el X-Box 360!”, expresó con la frustración de alguien que ha visto destruidos sus sueños de jugar Halo 3.


Eladio mostró esta foto del X-Box 360 que estaba seguro que podría comprar con los chavitos del reembolso federal sin que lo jodieran sus panas de la juventud estadista en la UPR: “¿Cómo racionalizo esto ahora? ¡Gracias, gordo cabrón!”

Sin embargo, hubo quienes no se sintieron afectados por el acto de García San Inocencio: “Pues fíjate, le he estado dando casco, y en verdad me costó trabajo porque el cerebro mío como que todavía está recuperándose de inventarse la racionalización para votar por Aníbal Acevedo Vilá en las elecciones pasadas aunque se jodiera la franquicia del partido”, nos dijo Albita Canabal, en su cuarto decorado con banderas del PIP, el cual desapareció como franquicia brevemente en el 2004 por los independentistas que votaron popular. “Pero he llegado a la conclusión que no podemos dejar que Pedro Rosselló se enganche de Gobernador de nuevo. Por eso no tengo ninguna reserva en aceptar ese dinero y darle buen uso en Marshalls”. Ante nuestra mirada de total falta de comprensión, nos dijo: “Si detener a Rosselló fue buena excusa para joder mi partido hace 4 años atrás, es igual de bueno para aceptar el chequecito federal sin ninguna reserva: no me miren con esa cara”.