San Juan, Puerto Rico – En un anuncio que selló definitivamente el resultado de las primarias por la candidatura presidencial demócrata, el poderoso e influyente candidato a alcalde de San Juan por el Partido Popular Democrático, Ferdinand Pérez, ejerció una vez más su inconmensurable poder dentro de las altas esferas de la política de Estados Unidos al reafirmar su respaldo a la candidatura presidencial del Senador Barack Obama. El trascendental re-anuncio se dio luego de que el anuncio original hecho la semana pasada por el también legislador y candidato a la alcaldía de San Juan pasara desapercibido de manera incomprensible por la prensa del país, que se dedicó a publicar historias indudablemente de menor envergadura e ignoró completamente tan importante evento.


Vista parcial del público reunido para escuchar el trascendental anuncio del Representante Pérez: claramente, Hillary está en aprietos

Un insatisfecho Pérez reprochó la pobre cobertura recibida la semana pasada, a la vez que adjudicó el desaire mediático a la ignorancia generalizada en los medios puertorriqueños sobre procesos políticos estadounidenses: “No comprendo cómo la semana pasada no nos dieron el airtime que ameritaba un anuncio tan trascendental. O sea, estamos hablando de mi endoso oficial a la candidatura de Obama. ¿Qué puede ser más importante que mi anuncio? Yo sé que la semana pasada se dieron par de cosas importantes, como la huelga y los arrestos de maestros, ¿pero que una borrachera de Ñañito salga en primera plana y yo no aparezca ni en las esquelas? No, no, no, eso no se puede permitir”, se quejó Pérez, haciendo referencia a la tan importante noticia sobre la intoxicación del Senador Jorge De Castro Font. “Definitivamente se nota que son to’s un chorro de ignorantes sobre política estadounidense, porque sólo así se explica que no hayan publicado nada sobre mi endoso a Obama”, dijo Pérez en tono iracundo.

El Representante aseguró que, tal como anticipaba, su anuncio la semana pasada ha desatado una ola de apoyo entre importantes miembros del Partido Demócrata que hasta ese momento se habían mantenido neutrales en el proceso: “Mira, la cosa es así: hasta la semana pasada Hillary le estaba dando una catimba a Obama, pero cuando yo anuncié mi apoyo, ¡de momento ganó once primarias corriditas! Y claro, ahora que ya yo dije a quién debíamos apoyar, to’ el mundo ahora apoya a Obama. Que fácil, ¿verdad?”, dijo un orgulloso Pérez. “Eso es pa’ que tú veas cómo la voz se corre: con tó’ y que ustedes no me cubrieron, Obama comenzó a ganar cuando yo hice mi anuncio. ¡Imagínate qué hubiese pasado si me hubiesen cubierto! ¡Ya Clinton se hubiese rendido! Y eso está bien, porque ya Clinton fue Presidente ocho años. Hay que darle break a los demás”, argumentó con gran lógica e incuestionable pericia en materia electoral estadounidense.


Hillary Clinton reacciona al apoyo de Ferdinand Pérez a Obama: “¿Que Ferdiwho apoya a Obama? Bueno, pues llámate a Kenny Macintosh pa’ que nos apoye: él es igual de importante que Ferdiwho, ¿verdad?” Indudablemente, Hillary… indudablemente

Pérez aseguró que “definitivamente eso era lo que le hacía falta a Obama: que un líder político de mi envergadura lo apoyara públicamente”. Al recordársele que otras figuras dentro del Partido Demócrata, como John Kerry y Patrick Kennedy, habían apoyado a Obama anteriormente, Pérez cuestionó esos endosos: “Mera, pescao, déjate de cuentos, que es imposible que Kennedy haya endosado a Obama, porque a Kennedy lo mataron hace un fracatán de años”, dijo el Representante, demostrando una vez más su gran conocimiento de la política de los Estados Unidos. Sobre el respaldo de Kerry, ex-candidato presidencial por el Partido Demócrata en las elecciones del 2004, Pérez cuestionó su importancia dentro del Partido: “Por favor, ¿quién es John Kerry?”, preguntó el Representante. “No, en serio: por favor alguien dígame, ¿quién es John Kerry, y cuál es su importancia dentro del Partido?”, insistió Pérez al no recibir respuesta de los presentes, que aparentemente creyeron que se trataba de una pregunta retórica.

Al preguntársele si no teme que tanto opositores políticos como correligionarios en el Partido Demócrata cuestionen el impacto de su anunciado apoyo a Obama, el Representante Pérez ripostó que el propio Senador había viajado a Puerto Rico para estar presente en la conferencia de prensa: “El Senador Obama llegó anoche mismo a Puerto Rico a agradecerme personalmente que yo haya decidido la primaria demócrata a su favor. Lo que sí es que, como él es medio tímido, tú sabes, me había pedido que no lo pusiera a hablar ante tanta gente. Esperaba no tener que hacer esto, pero no me queda más remedio”, dijo Pérez, mientras gesticulaba hacia uno de sus ayudantes para que trajera al Senador Obama. “Yo creo que con su presencia aquí despejaremos cualquier duda sobre mi importancia dentro del Partido Demócrata. Ya saben, no le hagan preguntas porque está tieso de nerviosismo”, finalizó diciendo Pérez, mientras el Senador Obama hacía su entrada al recinto, aunque, así de refilón, parecía más bien ser un pedazo de cartón con una foto de Obama pegada.


Un ayudante del Representante Pérez escoltando a un evidentemente nervioso Senador Obama: “La verdad que está tieso de miedo, ¡pero al menos no pesa casi nada!”

La conferencia de prensa terminó abruptamente cuando Pérez se dio cuenta de que el único medio de prensa presente en la conferencia era El Ñame, cuyos representantes realmente a lo que entramos al edificio fue a pedir direcciones para llegar al comité de Jorge Santini. “¿Y por qué no te raspas pa’ las ventas del carajo a cubrir al tecato ese?”, preguntó Pérez de manera amenazante, mientras se retiraba apresuradamente con un sumamente nervioso Obama bajo su brazo.