Dixie, Estados Unidos – A pesar de que en este año bisiesto el mes de febrero, conocido como el Mes de Historia Negra, tendrá 29 días, una agrupación de blancos en los Estados Unidos ha publicado una advertencia que sólo se le podrán dedicar los 28 días acostumbrados para celebrar la cultura afroamericana, “¡y ni un día más!”.

Billy Bob Lee, el portavoz del Ministerio de Arianos para Subvertir la Sublevación de los Africanitos (o “MASSA”, por sus siglas en inglés), explicó la historia de su organización y el porqué del aviso que ésta le hizo a la comunidad afroamericana: “Miren, y’all, al principio todo era como debía ser: los blancos dominábamos y los negros eran nuestros esclavos, y sólo los déjabamos salir de su encierro para grabar música rock ‘n roll y para que parieran nuestros hijos ilegítimos lejos de nuestras estancias. Sin embargo, con el tiempo, las cosas cambiaron y tuvimos que hacerles cada vez más y más concesiones para calmar a los nativos, hasta que nos vimos obligados a designar uno de los meses del año para que rememoraran su supuesta historia: claro que escogimos el mes más corto, porque 28 días consecutivos escuchando la misma cantaleta de la doña vagoneta aquélla que no se quiso parar de su silla y del sueño del Martin Luther King Jr. era lo máximo que podíamos soportar… ¡pero ni un día más de esos 28!”


Billy Bob Lee, en su vestimenta formal, pregonando su advertencia a los negros afroamericanos

Los “MASSA”, una agrupación de blancos estadounidenses a través de toda la nación con gran poder político y valores del siglo pasado, se han dado a la tarea de menoscabar el progreso de los afroamericanos en los Estados Unidos, en esta ocasión recordándole a la comunidad negra, en las palabras de Billy Bob, que “si estos negritos igualados se creen que se merecen más de 28 días para celebrar su historia, están de que los azoten. Total, ¿qué van a celebrar: el progreso de una raza que ha superado innumerables obstáculos que una mayoría racista les ha impuesto, luego de traerlos acá a la trágala? Pues si no fuera porque los trajimos encadenados en botes, no hubiesen podido superarse, así que: ¡de nada!” Para enfatizar la advertencia de su organización, Billy Bob sentenció: “Es más, les hablaré en su idioma, para que me entiendan clarito: ‘Quimbombó fufú bembé crack whore, mucama bongó Welfare‘… ¿ahora sí me comprendieron?”


“¡Si piensan celebrar el 29 de febrero, que no se vistan, que no van!”, declaró Billy Bob

El Dr. Theodore Jackson, profesor de Estudios Africanos en la Universidad de George Washington y líder cívico dentro de la comunidad afroamericana, catalogó de “ridícula” la advertencia de los “MASSA”: “Lo que digan esos blanquitos huelestaca me trae sin cuidado. ¿Tras que nos dieron el mes más porquería para conmemorar nuestra cultura, nos van a venir a limitar los días en que podemos celebrar? N’hombe, no. Es más, sólo pa’ joder, el 29 de febrero entero lo dedicaremos a cantar spirituals sobre el Underground Railroad, y entonaremos canciones sobre el Reverendo Al Sharpton en ritmo de gospel… ¡todo mientras nos tiramos a todas las rubitas lindas que nos guiñen un ojo! Suck it, whitey!


El Dr. Theodore Jackson, determinado a fregarle su cultura en la cara a cuanto gringo racista se tope el 29 de febrero

Por su parte, los puertorriqueños negros no andan con tantos complejos como los afroamericanos: por ejemplo, Carlos “Cuco” Couvertier, oriundo de Loíza Aldea y artesano de máscaras de vejigantes, opinó lo siguiente al escuchar sobre este tema: “¿Que los negros americanos necesitan permiso de los gringos blancos para tener un mes en el cual celebrar su historia? Jajaja… ¡qué cosa más pendeja!”