San Juan, Puerto Rico – Perplejos ante la cantidad de cabronerías seguiditas que se están viendo de parte de los políticos puertorriqueños, El Ñame se lanzó a la calle para indagar si, tal como parece, lo están haciéndolo a propósito. Nuestra investigación reveló que eso es precisamente lo que está pasando, y más aún, es parte de una apuesta entre ellos.

“Básicamente, dentro de la fraternidad de las figuras de la política puertorriqueña se ha llegado a la conclusión de que el pueblo de Puerto Rico es tan y tan menso y lleno de fanáticos, que no importa la cabronería que hagan, los políticos van a salir electos de nuevo”, explicó una fuente confidencial activa dentro de los círculos políticos puertorriqueños. “Y se han tirado a probarlo, viendo a ver quién hace la cosa más hijueputa de todas y mantiene su escaño. El que haga la cabronería más grande y salga re-electo, pues se gana los chavos del pote que han hecho a los efectos”.


No sabemos de quién es este mitin político, pero sí sabemos lo siguiente: todos esos mamaos van a votar por el mismo cabrón no importa lo hijueputa que sea

Armados con esta información, confrontamos al Gobernador Aníbal Acevedo Vilá para preguntarle si esta apuesta es la razón por la que gastó chavos del pueblo en un saludo protocolar donde fueron formalmente invitados confinados y la payasa Marumba La Rumbera. “¡Seguro que sí! Y no tan sólo eso: ¡en esa totonería perdí cuatro horas que las pude haber pasado tratando de resolver la crisis financiera de Puerto Rico! Esto envía un mensaje claro de que cualquier pendejo puede llegar al saludo protocolar, y no sólo eso, que si rompes la ley, podrías ser invitado a la Fortaleza (aparte de que prueba que busco votos descaradamente de donde sea). ¡Me quedó cabron, y estoy seguro que la misma zafra de pendejos que votó por mí va a votar por mí de nuevo! Esos chavitos del pool tienen nombre y apellido, oh, yeah“, nos dijo descaradamente.


Marumba la Rumbera hace fila junto a otro payaso no identificado para saludar al Gobernador, probando que pues… cualquier payaso puede ser invitado al saludo protocolar

Otro que se lució esta semana fue el Presidente de la Cámara, José Aponte, quien por eso de que no podía ser original, consintió a que confinados fueran homenajeados por la Cámara de Representantes que él preside. Para hacer la cabronería más brutal todavía, entre los confinados se encontraba un ofensor sexual, y la ceremonia fue televisada para que la víctima pudiera ver el homenaje. “Sí, eso es correcto: homenajeamos a confinados y en específico a un convicto por actos lascivos. Aunque aquí hubo algo de trabajo en equipo con los demás miembros de la Cámara para esta cabronada, me merezco más el crédito por eso de que soy el Presidente y no hubiera pasado sin mi aprobación. Creo que podemos estar de acuerdo que eso me quedó más cabrón que una mierdita de payasita en el saludo protocolar. Y no se equivoquen, voy a salir electo de nuevo y voy a presidir esta Cámara de nuevo. ¡Gracias, Puerto Rico por votar por los mismos soplapotes todos los años! ¡Ese pote del pool es mío de calle!”


¿Verdá’ que está cabrón homenajear confinados de la peor calaña en la Cámara? Pues sigan botando su voto votando por bestias

Finalmente le preguntamos al ex-Gobernador Pedro Rosselló qué cabronería tenía planeada por eso de no quedarse atrás, pero se limitó a decirnos parcamente: “yo creo que he dejado establecido bien claro que El Cabrón en este país soy yo, y todavía votan por mí”, al tiempo que un tiburón saltó del océano de sus ojos azules y por poco le arranca la nariz a este reportero.