Burger Kingdom, Florida – Ante la noticia de que Los Tres Reyes Magos de Oriente permanecerán encarcelados indefinidamente en Guantánamo, Cuba bajo sospechas de ser combatientes enemigos del gobierno estadounidense, decenas de miles de niños puertorriqueños reclamaron durante la noche del sábado, víspera del Día de Reyes, que el Maravilloso y Mágico Rey de Burger King, señalado misteriosamente por fuentes desconocidas como Artabán, el Cuarto Rey Mago, les entregara loncheritas con juguetes de promoción de películas de Disney para aunque sea tener “alguna porquería con la que jugar” mientras se decide la suerte de los reyes encarcelados.


El Maravilloso y Mágico Rey de Burger King, quien alega que contrario a la creencia de miles de niños de Puerto Rico, casi ni se parece a Gaspar

La información fue confirmada por el propio Rey, a quien El Ñame logró entrevistar en momentos en que hacía su entrada al Burger Kingdom luego de entregar loncheritas a miles de niños en Puerto Rico durante la madrugada del domingo. Según el Rey, en la noche del sábado desconocidos le rompieron una ventana de su castillo con una piedra, a la que habían amarrado una nota que leía “Artabán, deja de esconderte. ¡Queremos nuestras loncheritas!” “Anoche mismo (sábado en la noche) notifiqué a la Policía, pero imagínate tú, ¿y si mi querella fuese como las nuevemil setecientos cuarentitrés querellas que la Policía no refirió al CIC? ¡Y eso fue en San Juan nada más! No no no no, pa’l cará. ¡Yo sé lo que esas pequeñas bestias son capaces de hacer! ¡Yo vi lo que le hicieron a Rudolph!”, dijo el Rey, justificando su decisión de acceder a las demandas de los desconocidos. “No podía permitir que hicieran daño a Sir Shakes-A-Lot!”, exclamó acongojado.


El Maravilloso y Mágico Rey de Burger King coloca una marioneta de Quasimodo, el Jorobado de Notre Dame, en la caja de zapatos llena de hierba dejada por Luisito al camello de Gaspar: “Más me vale que me vaya a juyir antes de que el bobo éste despierte y me haga comer la porquería de juguete éste con to’ y grama”

Aunque admitió que aún teme por su seguridad, el Rey confía que los niños queden satisfechos con sus regalos: “Bueno, aunque es cierto que las sorpresitas de mis loncheritas son realmente juguetes que no pasan inspección por ser peligrosos, porque los niños se los tragan, o se ahogan con ellos, y ese tipo de exageración de DACO, también sabemos que los Reyes siempre traen regalos súper mierdosos. Yo creo que no importa cuan porquerías sean mis sorpresitas, de todos modos son mejores que ropa o bultos para la escuela, ¿verdad?”, explicó confiado.

El Rey añadió que sospecha que la amenaza es parte de un movimiento a gran escala estructurado para afectar sus negocios. “Yo no sé qué rayos le enseñan a esos pequeños demonios en Puerto Rico, que nacen entrenados para protestar por todo: si llego a saber que mi vida dependería de regalar loncheritas a pequeños bandidos como ésos, mejor pongo un nightclub con par de flejes bailando en un tubo o algo así. De todos modos eso deja más chavos”, alegó El Rey, a la vez que negó categóricamente ser Artabán, el Cuarto Rey Mago. “¿Qué rey mago ni qué ocho cuartos? Yo ni siquiera soy persa ni de ningún país del medio oriente como los morones ésos. Yo soy de Miami. ¿Qué, no han leído el nombre de mi cadena de tiendas? ¿Acaso se llama ‘Shish Kabab King’? No, ¿verdad?”, cuestionó un furibundo Rey, haciendo referencia a los famosos pinchos persas. “¡Tan pronto agarre al infeliz payaso que regó ese chisme sobre mí lo voy a usar como carne de Whopper! Y déjame decirte, que se cuide quien haya sido, que tenemos un sospechoso grabado por nuestras cámaras de seguridad”, aseguró el Rey mientras se alejaba mirando paranoicamente para todos lados.


Una cámara de seguridad de Burger King captura de forma parcial la imagen del sospechoso instigador del movimiento en contra del Maravilloso y Mágico Rey de Burger King; los intentos de las autoridades por identificar al sujeto, sin embargo, han resultado infructuosos hasta el momento