Mar Caribe, América del Norte – Se ha reportado que, luego de una noche de juerga colmada de alcohol y estupefacientes, las Islas Vírgenes Americanas amanecieron esta mañana desprovistas de su doncellez, razón por la cual se habrán de conocer de ahora en adelante simplemente como “las Islas”. Se desconoce quién les quitó la virginidad, dado que las Islas no tienen memoria alguna de lo sucedido anoche, aunque entre los sopechosos figuran otras islas caribeñas que participaron en el bacanal en el cual tuvieron lugar los hechos.

El suceso tuvo lugar sobre el crucero “Princess of the Seas”, en el cual han estado de vacaciones durante esta semana todas las islas caribeñas, las cuales, aprovechando la merma de turismo luego de la época navideña, todos los años se dan un gustazo acudiendo a los cruceros que durante el resto del año ellas ven anclar en sus puertos. “Nunca en todos mis años he visto una bebedera como la que hubo anoche, y a decir verdad las Islas Vírgenes bebieron hasta gasolina”, aseguró Aruba, mientras que su consorte Curaçao añadió en su nativo papiamentu: “E Bírgen Islanan gusta bebe hopi, í nan ta puta” (y aunque sólo se entendió una palabra, las demás sobraron). Por su parte, Antigua expresó que “en mi época todas las islas caribeñas eran más recatadas, pero ahora por lo que veo ni las Islas ‘Vírgenes’ saben mantener las patas cerrá’s”.


Islas caribeñas que participaron en la joda de anoche, con nefastos resultados

Según cuentan testigos oculares de los sucesos que comenzaron anoche a eso de las ocho de la noche, Saint Croix, Saint John y Saint Thomas, otrora mundialmente conocidas como las Islas Vírgenes, comenzaron a fiestar en una de las barras del crucero donde estuvieron vacacionando durante toda la semana. “No es por ser chota”, aseguró Puerto Rico, un segundo antes de en efecto convertirse en chota, “pero yo vi clarito que Jamaica se le acercó a las Islas y les ofreció ‘ganja de la buena’… claro que éstas, siendo tan inocentes, no sabían qué rayos era eso, y en cuestión de una hora ya había tratado de cuanta droga hay y estaban las tres empericá’s hasta el ñu, y después de eso rompieron a beber peor que Lucecita Benítez. Y tampoco es por hablar de más, pero yo también me he dado cuenta que Trinidad y Tobago las llevaban mirando con ojos de lince desde hace uff… recuerdo incluso que una vez les advertí a las Islas: ‘No se confíen mucho de esas dos, que después Trinidad les va a dar Tobago‘. Jaja, qué jodón yo soy”.


En esta barra fue que las Islas cogieron la jumeta que las condujo a que les dieran cañanga después de siglos de doncellez

Saint Croix, una de las islas que fueron desvirgadas, asegura que anoche “borró cinta” y que no sabe quién fue el que les robó su inocencia, lamentándose: “Nosotras tan felices porque al fin, después de otro año más de ver a la gente venir a nosotras en crucero semana tras semana, pudimos cogernos un breiquecito e irnos a pasear: ¡quién se iba a imaginar que nos iba a pasar esto! Ahora dime tú: ¿qué turista querrá venir a visitarnos ahora que nuestro honor ha sido mancillado?”, preguntó entre tristes lágrimas saladas. En efecto, la noche de parranda no sólo resultó en que las desfloraran, sino que, para su horror, Saint Thomas encontró al despertar que aparentemente se había hecho anoche un tatuaje estilo tramp stamp que reza: “SASSY“. “Dios mío, ¿podrá ser cierto?”, lloró Saint Thomas amargamente. “¿Seré yo una cuera de siete suelas?”


Algo así luce el tramp stamp de Saint Thomas

Las Islas ahora tendrán que pasar por la ignominia de tener que cambiar su nombre oficialmente a “las Islas” en miles de mapas y libros alrededor del mundo, para que no se les acuse de anuncios engañosos. Igualmente, tendrán que someterse a pruebas de enfermedades venéreas “por si las moscas, porque uno nunca sabe qué sapos y culebras puedan tener estas otras isluchas caribeñas”, declaró con desdeño Saint John. “¡Sí, te estoy mirando a ti, Haití! ¡No te creas que no sabemos lo que haces con Cuba cuando República Dominicana está mirando pa’l otro la’o!” A pesar de la acusación soslayada, sin embargo, la realidad es que Haití está libre de toda sospecha, dado que, por décimo año consecutivo, ésta no pudo reunir los fondos suficientes para poder costear su camarote en el crucero, dado que las agencias de viaje no aceptan plátanos como pago.


Mapa con las correcciones debidas (nótese que las Islas Vírgenes Británicas saben cerrar las patas)

A pesar de la concurrida participación isleña en el crucero, ninguna de éstas vio exactamente con quién salieron las Islas al finalizar la noche, por lo que la identidad del desvirgador sigue siendo un misterio. A pesar de que Jamaica admitió haberles suministrado “some grade-A shit” a las Islas, niega rotundamente haber ido más allá con ellas: “¿Estás tripiando en ketchup, mon? !Yo estoy saliendo con las Islas Caimanes, y jamás les pegaría un cuernazo, que van y me ‘desaparecen’ todos los ahorros que tengo depositados en sus bancos!”. La teoría que goza de mayor popularidad entre las islas caribeñas, sin embargo, es que fue Cuba la culpable: “¡Nada más mira la forma que tiene Cuba!”, exclamó acusativa Dominica: “¡No se diga más!”


Pottubbida, caballero… bággame, sólo con el testigo