Cupey Alto, Puerto Rico – Como parte de la estrategia que utilizarán en el combate pautado para el próximo 19 de enero contra Roy Jones, Jr., Félix Trinidad Rodríguez, legendario entrenador de campeones, reveló ayer que su hijo, el cinco veces campeón mundial de boxeo Félix “Tito” Trinidad, empleará el mismo estilo pugilístico que con tanto exito utilizó en sus peleas contra Bernard Hopkins y Ronald “Winky” Wright, garantizando además que Tito romperá las manos de su rival antes del quinto asalto.

Según explicó Don Félix, el estilo del gran campeón puertorriqueño, que consiste en castigar fuertemente los puños de sus rivales con su quijada, no tiene que cambiar para este compromiso. “Roy Jones está casi hecho a la medida para Tito. Ese estilo que usa Jones de tirar mucho gancho y ‘óper’ se ajusta a la perfección al estilo nuestro. Tito es un buen boxeador y peleará de la misma forma en que lo hizo con ‘Winky’ Wright y con Hopkins”, dijo refiriéndose a la magistralmente ejecutada estrategia boxística desplegada en esos dos combates y con la que Tito consiguió los resultados más aplastantes de su carrera. “Tito tiene uno de los mejores boxeos de todos los tiempos, así que no hay nada que cambiar”, aseguró el mayor de los Trinidad. No ofreció detalles sobre la cantidad de ron caña que ingirió antes de la conferencia de prensa.


Tito castiga con su cara los indefensos puños de Winky Wright durante el combate que sostuvieron en el 2005: “De tantos caretazos que Tito le dio, a Winky todavía le tienen que doler los nudillos. ¡Claramente no tenemos nada que cambiar!”, dijo Félix Trinidad, Padre

Don Félix puntualizó que durante la pelea contra Hopkins el valiente ídolo de multitudes castigó fuertemente los puños de su oponente, pero lo traicionó su hasta ese momento sólida dentadura. “Íbamos bien, golpeando consistentemente los nudillos de Hopkins con la cara, y ya lo teníamos ablandao. Pero ya pa’l noveno round nos estábamos quedando sin dientes, y eso fue un factor con el que no contábamos”, recordó el mayor de los Trinidad. “Hay que darle crédito a Hopkins por haber hecho sus ajustes, porque mira que Tito por poco lo mata a caretazo limpio”.


Un desconcertado Tito Trinidad busca sus dientes por el cuadrilátero durante el duodécimo asalto de su combate contra Bernard Hopkins en septiembre del 2001: “¿A este desgraciao no se le piensan romper las manos? A ver, a ver, ¿dónde habrá caído mi cordal?”

Sobre la pelea contra Wright, el padre del campeón boricua explicó que tuvo que emplear sus mundialmente conocidas destrezas como estratega, realizando certeros ajustes con los que pudo asegurar otro abierto resultado: “Para la pelea contra Winky añadimos una nueva dimensión al ataque de Tito: la técnica ‘espanta-moscas'”, dijo, refiriéndose a la conocida estrategia boxística de lanzar manotazos y golpes al aire como fritolera de Piñones, con el objetivo de confundir y marear al rival. “Esto funcionó perfectamente. De hecho, si observan la grabación de la pelea, se ve que teníamos confundidos con nuestro estilo no sólo a Winky, sino a los comentaristas también, que creyeron que Tito estaba fallando sus golpes. Hasta los fanáticos estaban confundidos y mareados. Algunos se me han acercado para decirme que nuestra estrategia los hizo vomitar”, dijo Don Félix evidentemente orgulloso ante la perfección de la estrategia utilizada.

Sin embargo, el mayor de los Trinidad aceptó que tienen que depurar un poco más otra técnica utilizada contra Wright, el usualmente anestesiante ataque ‘para-pelos’. “Para esa pelea Tito lució lo que a primera vista era un incomprensible recorte tipo Don King que todos creían que era una excentricidad”, explicó Don Félix sobre la creación de la asistente técnica de los Trinidad para esa pelea, Wanda Montes. “Pero la verdad es que el pelo puyú de Tito era parte de nuestra estrategia. La idea era usar el ataque ‘espanta-moscas’ para confundirlo en los primeros asaltos, y entonces atacar la frente de Winky a puyazos en los asaltos intermedios. Pero a pesar que le causamos una cortadura, el ataque ‘para-pelos’ no fue suficiente. La herida era grande, pero por más que puyábamos no se abría más. Por eso nos concentramos casi toda la pelea en espantar moscas exclusivamente”, dijo Trinidad Rodríguez. “De todos modos, nunca habíamos tenido una pelea tan abierta, lo que es testimonio de nuestra capacidad como entrenadores”, justificó Trinidad padre con evidente sabiduría boxística, ante los unánimes comentarios de aprobación de los presentes.


Winky Wright muestra en su rostro los devastadores efectos de los puyazos recibidos por el pelo de Tito Trinidad: “Suerte que Tito usa gel con alcohol, que sirvió para desinfectar mi herida y evitó que se abriera más durante la pelea”, manifestó un aliviado Wright

Sobre las posibilidades de triunfo de su pupilo en su venidero compromiso contra Jones, Don Félix dijo: “estamos confiados, porque hay grandes diferencias entre Winky Wright y Roy Jones. Para empezar, Winky es zurdo, mientras que Jones es derecho. Las implicaciones de esto son importantísimas: en vez de llenarle la cara’e deos a Tito con el jab de derecha como hizo Winky, Jones le va a llenar la cara’e deos con el jab de izquierda. Pero para esta pelea ya el dentista le preparó a Tito una caja’e dientes de titanio, así que Jones está frito si cree que nos vamos a quedar sin dientes otra vez”, exclamó el padre de nuestro héroe nacional, demostrando una vez más sus vastos conocimientos técnicos en el deporte de la fistiana.


Tito Trinidad muestra la herramienta con la que planea causar serios daños a la cara de Roy Jones: su mortífera cabellera puyúa: “Si Roy Jones creyó que Antonio Tarver pegaba, deja que sienta mi sensacional ‘óper’ de pollina”

El menor de los Trinidad, por su parte, llegó con casi dos horas de retraso a la conferencia de prensa debido a que se encontraba estudiando cuidadosamente a su rival en su Playstation. “Yo soy un gran campeón, estamos preparándonos fuertemente para este combate donde tanto Roi Llon como yo vamos invictos”, manifestó Tito de manera algo confusa. Confrontado con el hecho de que ambos rivales cuentan con un palmarés combinado de tres victorias y cinco derrotas, tres de ellas por nocaut, en sus útimos ocho combates, Trinidad dijo: “chequéate de nuevo. Si quieres te presto mi copia de Knockout Kings 2001 pa’ que veas”, haciendo referencia al popular juego de video publicado antes de su pelea contra Hopkins. Añadió además que “yo soy un gran campeón, todo el mundo conoce a Roi Llon, Roi Llon es uno de los más grandes campeones ahora mismo, pero yo también soy un gran campeón, vamoa traer esa faja de campeón a Puerto Rico porque yo soy un gran campeón. Los espero en el aeropuerto pa’ celebrar en grande la victoria, que se la dedico a todas la madres de Puerto Rico, porque yo soy un gran campeón”, aseguró Tito, minimizando así la importancia de que tanto él como Jones dejaron de ser campeones mundiales desde hace más de tres años.