San Juan, Puerto Rico – Enajenado por la noticia de que Tito Kayak tirará próximamente un disco de reggaetón, Daddy Yankee anunció que por su parte él incursionará en el mundo del ecoterrorismo para que Kayak “sepa lo que es bueno”. Kayak, el afamado paladín justiciero de esencialmente cualquier causa, es conocido por sus protestas estrambóticas y casi siempre risibles, por lo que su reciente entrada al mundo musical ha tomado a muchos por sorpresa.


El reggaetonero Daddy Yankee, sellando su compromiso para con las causas de la justicia social con una mirada de malote

Tito Kayak le ha hecho caso omiso al desazón de Daddy Yankee, asegurando que lo que él hace lo hace por su afán de superar las ridiculeces con las que deleita a su fanaticada, y no por querer opacar a un cantante que “hablando claro, se ‘opaca’ poniéndole a un nene de diez años al frente”. La canción en ritmo de reggaetón que Kayak mismo compuso se titula “La Tiraera”, y su mensaje es en contra de tirar basura en el piso, por lo que es cónsona con el mensaje hippietón de las sandeces de Kayak. Sin embargo, éste no descarta que sus próximas canciones traten de temas más familiares para los fanáticos del reggaetón, como lo son “echárselas de las muchas gatas que uno se tira, cuántos chavos uno tiene, o cómo otros tratan de tumbarte pero tú los explotas con tu cañón”. Incluso está acariciando la idea de juntar el tema de su temporera defunción con el amor puertorriqueño al doble sentido y la pocavergüenza, y escribir una canción titulada: “¡Tito Ha Muerto! ¡Am’uer Totito!”


Tito Kayak en una de sus peripecias, asegurando que “de ahora en adelante, la única charrería que haré será cantar reggaetón”

“Yo soy un hombre paciente, como sabe todo el que me conoce”, dijo Daddy Yankee con su carita de matón liliputiense. “Pero si Tito Kayak ha decidido que su última ridiculez será tratar de comerme los dulces incursionando en el mundo del reggaetón, pues guess what?, yo me voy a meter a ecoterrorista y tratar de opacarlo a él, a ver si le gusta: hay que ir donde está la injusticia social, yo“. Daddy Yankee confesó que nunca ha tenido inquietudes de luchar por la equidad social, por lo que aún está incierto sobre qué causa tomar y cómo protestar de la manera más totona y kayakense posible. Entre sus opciones figuran armar una protesta en contra del maltrato a las mujeres y a los homosexuales en Irán trepándose en la cúpula de un minarete, viviendo en la copa de los árboles en el Amazonas para detener a las compañías madereras, o esposándose a los portones de Televicentro y hacer huelga de hambre hasta que los canales locales “dejen de darle más jodíos programas a Héctor Marcano”.


Otra opción es que Daddy Yankee arme un bembé para que no se le grabe otro CD más a Don Omar, citando que éste tiene “un Be Eme más cabrón que el mío: ¿y acaso eso no es desigualdad?”

Otros reggaetoneros además de Daddy Yankee han manifestado su desapruebo de este experimento de Kayak, pero por otras razones. Por ejemplo, Wisin y Yandel expresaron que escucharon la canción de Kayak, y que ésta es “la charrería más cabrona” que jamás hayan escuchado, y que prefieren sus peripecias de ecoterrorista, porque “aunque son bien totonas, al menos son divertidas: reggaetoneros mierdosos hay que ni botándolos se acaban, ¡pero payasos como Tito Kayak, sólo hay uno!”


Wisin y Yandel, pidiéndole encarecidamente a Tito Kayak que siga haciendo las sandeces de siempre en vez de hacer el ridículo como reggaetonero

Por su parte, el famoso dúo Calle 13, compuesto por el Residente y el Visitante, ni sabía siquiera que Tito Kayak estaba vivo antes de que éste se les acercara para grabar una canción con ellos: “Ea diablo, ¿no habían dicho que Tito Kayak se habia dizque asfixiao en la luna?”, inquirió el Visitante, a lo que el Residente respondió: “Sí, acho, pero luego una madama de Loíza le hizo un fufú y lo revivió: ¡esa gente de El Ñame sí que sabe darle continuidad a sus historias!”