Arecibo, Puerto Rico – Nuestro corresponsal en el area noroeste de Puerto Rico, Oscar Marrano, nos informa que la Administración Regional de Arecibo de la Oficina del Procurador del Ciudadano, mejor conocida como el Ombudsman, dio a conocer ayer estadísticas para el año natural 2006 que reflejan una sorprendente mejoría en el número de querellas resueltas por la oficina regional de Arecibo, actualmente siendo utilizada para evaluar el plan piloto de reorganización de la agencia. Esta reorganización se da a raíz de que las estadísticas del 2005 reflejaron que la agencia con el mayor número de querellas por incumplir sus obligaciones era precisamente el Ombudsman, con el doble de las querellas que su más cercanos competidores, la Corporación del Fondo del Seguro del Estado y la AEE.

“Como la oficina encargada de investigar todo tipo de quejas contra las agencias gubernamentales, esta oficina contaba con unos recursos absolutamente absurdos en términos de personal, tecnología y conocimientos que nos forzaba a emplear cuatro chimpancés como investigadores, una empleada doméstica indocumentada para contestar el teléfono y realizar la limpieza, y un tecato como mensajero, a cargo de la importante tarea de abastecernos de suficientes guineos para alimentar a los investigadores”, comenzó diciendo el Gobernador, Aníbal Acevedo Vilá en una conferencia de prensa para explicar el plan. “El resultado de esta estructura organizativa no era satisfactorio para nuestros ciudadanos. Obviamente una situación así donde la oficina del Ombudsman no puede fiscalizar apropiadamente al Gobierno mismo que la creó es inaceptable, así que he aprobado unos dineros adicionales para añadir lo que esta oficina realmente necesita: un supervisor de excelencia. Les presento al nuevo Director de la Oficina Regional del Ombudsman en Arecibo: Yuyo el Mono”.


Yuyo el Mono, nuevo director regional de la oficina del Ombudsman en la región de Arecibo, escuchando cuidadosamente y con cara de interés las quejas de un ciudadano agraviado por una cuenta excesiva de electricidad: por lo menos te da la impresión de que le importa tu queja y no destruye tus esperanzas diciéndote “Ayyy, mi amol…. eso no es aquí”

Yuyo el Mono, el mítico eslabón perdido entre los monos y los jefes de agencia, explicó que las deficiencias de esta agencia gubernamental se debían parcialmente a la falta de recursos para tareas administrativas básicas en cualquier agencia de gobierno, como destrucción de documentos y soborno de agentes gubernamentales, así como para la contratación de personal de intimidación y coerción que impidiera la entrada de ciudadanos que quisieran presentar querellas. “Bajo esas condiciones simplemente no podíamos competir”, aseveró Yuyo, mientras se sacaba algo del trasero y lo probaba en su boca antes de escupirlo.

A preguntas de este diario sobre cómo habían mejorado sus servicios, Yuyo contestó que “¡No hemos mejorado nada, porque no tenemos chavos! El gobierno entendió que no podía continuar costeando una operación que se supone que está a cargo de fiscalizarlo a él, sabiendo que aquí no se hace na’. Pa’ mí que el Gobe lo unico que quería era cortarnos los guineos”.

“Ante esa realidad decidimos estar a la moda y ponernos creativos para solucionar problemas administrativos, y hemos logrado bajar a la mitad el número de querellas no resueltas”, continuó diciendo Yuyo. “Como iniciativa del personal de esta oficina, implantamos un sistema de espera con máximo de cinco minutos para los ciudadanos que la visite. El innovador sistema consiste en mantener la oficina abierta únicamente los lunes de 3:00 a 3:25 de la mañana, entrar y salir por la puerta de atrás manteniendo la puerta principal cerrada en todo momento, crear una sala de espera sin ventanas, puertas, ni ningún otro medio de comunicación ni contacto con personal de la oficina, e implantar un sistema de cuadro telefónico automatizado con alternativas para, uno, esperar en línea por cinco minutos, o dos, llamar más tarde”.


“¡Afortunadamente nuestros problemas ya son cosa del pasado!”, exclamó Yuyo un tanto melancólico, mientras uno de los investigadores le sacaba una pulga de la oreja y se la comía.

“¡La mejoría en turnaround ha sido del cielo a la tierra! O sea, ¡TODO se atiende en sólo cinco minutos!”, comentó por su parte Carlos López Nieves, actual procurador del ciudadano. “Ya casi hemos logrado nuestro objetivo en esta región de que la gente deje de quejarse por cosas que nunca podrá controlar y que simplemente haga lo que la gente debería hacer siempre: resignarse a que le coman el joyete en las agencias del gobierno”, dijo orgulloso. “O sea, la gente no entiende cómo funciona realmente el gobierno. ¡Yo soy únicamente la batata de turno! ¿Cómo esperan que yo pueda resolver problemas, atender necesidades del pueblo y correr una agencia de gobierno a la vez? No tiene sentido”, finalizó.


Carlos López Nieves, cabeza de la Oficina del Ombudsman de Puerto Rico, la oficina creada por el Gobierno para que vele a pues… al Gobierno de Puerto Rico; todos sabemos cómo va a acabar eso, pero por lo menos, ¿no podría ponernos la misma cara de sincera preocupación que nos da Yuyo el Mono?

Tags en Blogalaxia: