San Juan, Puerto Rico – El Movimiento Socialista de Trabajadores (MST), luego de manifestar su objeción a que la Policía de Puerto Rico utilice armas de electrochoque (o, en buen cristiano, “tásers”), propuso un nuevo plan para ayudar a la Policía que no involucre dichas armas, llamado “Pítale al Crimen”, modelado tras el ridículamente exitoso programa “Pítale a la Basura” de los años ochenta.


Una mujer pitándole a la basura, diez segundos antes de que el mandulete que estaba tirando su bolsa de Chix Trix al piso le llenara la cara de dedos por chotorra

“No nos gusta esa pendejá de que los policías anden por ahí con armas eléctricas no letales en su batalla contra el crimen”, manifestó Agustín González, miembro del MST y el autor intelectual del plan “Pítale al Crimen”. “Tú sabes cómo son de zafaos los guardias aquí, que les dan un chispito de poder y se quieren quedar con el canto. Es por eso que propongo que en vez de estar dándole tásers para que se la pasen to’ el día electrocutando a títeres de barrio, la Policía se arme de pitos y que, cuando vean que un crimen se está cometiendo, le ‘Piten al Crimen’: el criminal se dará por aludido, se ababachará, y dejará la pendejá’ pa’ rápido, sin que se le tuesten los huevos a nadie”.


Éste es el enorme pito que el MST quiere que la uniformada cargue en vez de tásers; “También los guardias se ejercitarán al tener que cargar un pito tan grande”, citó González como un beneficio secundario

Sebastián Laruso, otro miembro de la colectividad, concurrió con su correligionario: “Este plan es infalible: ¿quién puede olvidar el éxito rotundo que fue el programa de ‘Pítale a la Basura’? Todo el mundo andaba con su pitito amarillo encima, velando que nadie ensuciara, y a pura bajada de moco la gente aprendió a dejar de tirar basura, y miren lo limpio que está Puerto Rico ahora. Yo sólo sé que si mis compañeros y yo estuviéramos jodiendo la pita con una huelga ilegal y haciendo escante, y vinieran guardias a pitarnos, nos pondríamos derechitos y nos regresaríamos a trabajar que pa’ luego es tarde. Por Dios, ¿quién quiere pasar ese bochorno de que le vengan a pitar a uno?”


Una calle de Río Piedras luego del efectivo programa de “Pítale a la Basura”: si miran detenidamente, hay un pito amarillo entre la basura

Claro está, la uniformada difirió grandemente del grupo socialista, diciendo que “la mejor manera de darle un amansaguapo a alguien que está medio alzaíto es pasándole 50,000 voltios de pies a cabeza”, y asegurando que “eso de simplemente pitarle a los criminales es sinónimo de darle una invitación abierta al malhechor a que llene a los policías de balas mientras éstos tienen la mano en el pito”.

“¡Eso no se nos había ni ocurrido!”, protestó González al enterarse de los argumentos de la Policía, añadiendo: “Dicho sea de paso, para que sea más efectivo nuestro plan, proponemos que el pito que utilicen los guardias sea grande, pesado, y que requiera dos manos para aguantarlo”.


El mentado táser, arma que por alguna razón le es más ofensiva al MST que una pistola que dispara balas metálicas a altas velocidades