San Juan, Puerto Rico – Según nos reporta nuestro corresponsal estrella sobre bochinches políticos, Oscar Marrano, la supuesta escaramuza que se formara la semana pasada en el comité central del Partido Nuevo Progresista (PNP) donde Edwin “El Amolao” Rivera Sierra, ex-alcalde de Cataño, perdiera los estribos, se ha revelado ser nada más que el nuevo método de primarias empleado por dicha colectividad, que consiste en poner a los precandidatos a jugar el juego de las sillitas musicales para decidir el ganador.


El PNP está utilizando el antiquísimo juego de las sillitas musicales para su proceso de primarias: si brega para estos niños de elemental, ¿por qué no para los políticos del PNP?

Al término de la cancioncita “y dando la vuelta, y dando la vuelta, ¿quién se quedará?”, magistralmente interpretada por un coro compuesto por Doña Miriam Ramírez de Ferrer y Charlie Rodríguez, Wilson “El Ratón” Soto, el actual alcade de Cataño, logró vencer, aprovechando un momento de distracción de El Amolao. Luego de que Rodríguez proclamara la victoria del roedor, El Amolao impugnó el resultado, alegando que una empleada municipal lo había distraído con la forma sensual de una “Palmolive”.


La famosa cerveza “Palmolive” de El Amolao, a la derecha; el jabón de fregar Palmolive, que El Amolao bebería sólo en casos de extrema urgencia, a la izquierda

“Una jodía empleada del Ratón éste me distrajo”, rugió El Amolao con un rostro enrojecido de coraje. “Utilizó como cebo en su caña de pescar una ‘Palmolive’ y me la puso a par de metros de mi cara: ¿cómo no me iba a distraer? ¡Esto es un golpe de estado a la democracia puertorriqueña!” Sus comentarios provocaron la ira de la muchedumbre, que comenzó a lanzar improperios mientras el ex-alcalde tomaba la silla como rehén. “¡Esta silla es mía! ¡El Ratón hizo trampa, coño!”, gritó El Amolao abrazando la silla.


“¡La madre del que me quite la silla!” gritó Rivera Sierra; “¡Me la llevo pa’ casa antes de dársela al Ratón!”

Tomás Rivera Schatz, secretario general del PNP, señaló que, ante las recientes decisiones del Tribunal con relación a los procedimientos internos de la colectividad, el directorio se reunirá próximamente para discutir el asunto en sesión extraordinaria. “Dados los resultados recientes en el Tribunal, tenemos que garantizarle a nuestros precandidatos el ‘debido proceso de ley’, whatever that means. Tenemos que evaluar si el juego de las sillitas musicales garantiza esos derechos. Dado el resultado aquí, tal vez en vez de las sillitas musicales deberíamos acogernos a la idea original de nuestro alcalde de San Juan, Jorge Santini, y ponerlos a jugar tira y tápate”.