Moscú, Rusia – En lo que cualificó como un regreso a los “buenos tiempos”, el Presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, declaró el regreso de la Guerra Fría contra Russia. Esto es en respuesta a la amenaza del presidente ruso, Vladimir Putin, de apuntar sus misiles nucleares hacia Europa, en respuesta a un sistema anti-misiles que Estados Unidos ha instalado en Polonia y en la República Checa, aunque aseguran que es para proteger a Europa de un posible ataque de Irán. Rusia calificó esa explicación como una excusa y que el verdadero objetivo del sistema anti-misil son los misiles balísticos rusos, ya que los misiles de Irán no tienen el alcance para llegar a Europa.


¿Osama quién? The good old times are back, baby!

“Hoy regresamos a un tiempo más sencillo, donde la guerra del bien contra el mal estaba bien definida”, dijo un sonriente George W. Bush. “Atrás quedaron los tiempos de luchar contra un enemigo fantasma, que se esconde en cuevas y tira la piedra y se esconde. Les prometí que lograría que Al-Qaeda dejara de ser relevante y eso es lo que mi administración ha logrado hoy. Las dos superpotencias amenazando con explotar el mundo mil veces están de vuelta. A ver a quién le importa qué carajo hace Al-Qaeda de hoy en adelante. ¡La Guerra Fría ha regresado! Yes! High five? Anyone? No?


“Te extrañé tanto”, se escuchó a Bush decir entre sollozos cuando abrazaba a Putin después del anuncio; “Démosles un show que nunca olviden”, respondió Putin

Al-Qaeda, la organización terrorista dirigida por el próximo a ser olvidado Osama Bin Laden, lanzó un desesperado comunicado prometiendo fuego y muerte para Estados Unidos con la esperanza de que llegara a las cadenas noticiosas antes de que el ciclo de noticias fuera consumido por la cobertura del regreso a la Guerra Fría, pero para entonces ya era demasiado tarde. “Básicamente nos dijeron que cuando tuviéramos la capacidad de destruir toda la vida sobre la Tierra, habláramos de fuego y muerte para América. Puñeta, nosotros no podemos competir con eso”, dijo un frustrado Ayman al-Zawahiri, segundo al mando de Al-Qaeda.

Se le preguntó al Gobernador Aníbal Acevedo Vilá sobre qué significaba para Puerto Rico el posible regreso de una Guerra Fría y el espectro de una guerra nuclear que destruiría toda la vida en la Tierra, a lo que respondió: “Pues lo que llevo diciendo desde hace tres años: que Luis Fortuño se meta en la cabeza que ahora, más que nunca, no hay ambiente en Washington para su proyectito fatulo de estatus y que se deje de traer la estadidad por la puerta de atrás. Eso es lo que se tiene que resaltar de esto”.