New York, NY – Los cantantes y conocidos amantes del arte Snoop Doggy Dogg y Daddy Yankee fueron el día de ayer a una función de la ópera Turandot, de Giacomo Puccini, y posteriormente permitieron a la prensa y a su fanaticada cuestionarles sobre sus opiniones. Es la cuarta vez que ven dicha ópera, que es, según ellos, su favorita.

“Fue sencillamente sublime y etérea”, declaró en un castellano sorprendentemente diestro Snoop Dogg, mientras succionaba finamente un cigarrillo de marihuana. “Cuando empezaron a cantar Nessun dorma, por poco desfallezco”.

“Sí, acho, mano, estuvo cabronsísima”, concurrió el puertorriqueño/niuyorrican Daddy Yankee. “Era toda en latín o en francés o qué carajo sé yo, pero me la gocé igual. A mitad de obra mi gata estaba loca por irse porque quería irse a perrear y yo le di un amansaguapos pa’ que se estuviera quieta: a mí Turandot no me la viene a joder nadie”.


Snoop Dogg y Daddy Yankee respondiendo a preguntas sobre su opinión de la ópera; “Sublime,” opinó Snoop Dogg; “Cabronsísima,” opinó Daddy Yankee

“El mes pasado fuimos a ver Phantom of the Opera y fue, francamente, algo pedestre. El timbre de la voz del que protagonizó al Fantasa no se ajustaba a la acústica del local, ¡y ni me hagas hablar de sus patéticos crescendos!” dijo enfáticamente Snoop Dogg mientras le señalaba a su consorte que le bajara la bragueta.

“Hablando raitrú, yo siempre quise ser pianista clásico”, admitió Daddy Yankee, enseñando sus largos dedos de partero mientras su gata miraba embelesada, “pero tú sabes, hay que ir donde está el billete, yo”.

Snoop Dogg, autor de tales éxitos como “For All My Niggaz and Bitches” y “That Shiznit”, y Daddy Yankee, creador de los clásicos inmortales “Muévete Y Perrea” y “Gasolina”, también planean ir a Las Vegas el mes próximo a presenciar el concierto de Céline Dion.

“Su voz es como el cantar de los ángeles”, dijo suspirando Snoop Dogg mientras su consorte lo felaba.