Carolina, PR – Luis “Gigi” Fonseca y David “Deibi” Santos, dos jóvenes carolinenses de 21 y 23 años respectivamente, se llevaron en la mañana de Reyes una mala sorpresa al descubrir que la nevera del apartamento que comparten en Carolina había sido despojada de todos sus contenidos. Los jóvenes sostienen que fueron nada más que los Tres Reyes Magos quienes fueron los autores de dicho robo de víveres.


En la nevera saqueada no quedó ni el salchichón que la abuela de David le había regalado con mucho amor

David explica su versión de los hechos: “Na’, que anoche Gigi y yo estábamos aquí, chillin, tú sa’e, dándonos una fumaíta, y nos pusimos a hablar de cuándo éramos chamacos y la mierda de regalos que nos traían los Reyes: tú sa’e, juguetitos chipichapes de Suárez Toy House, que si fueran en verdá’ la gente que más sabe de juguetes no los haría tan polquería. Pues na’, entonces nos pusimos a pensar que quizás si en vez de grama le poníamos “hierba” de la buena a los camellos, tú me entiendes, que nos darían mejores regalos los Reyes”.


David Santos, fumando para olvidar

“Y eso hicimos”, continuó Luis. “Llenamos par de cajas de zapatos con Mary Jane de la buena, pero nos lo metieron mongo bien brutal y no nos dejaron na’. De seguro se fumaron la hierba aquí mismito, les entraron los monchis y nos acabaron lo que teníamos en la nevera. Nos bebieron hasta el coquito de Mami: coño, eso no se hace”.


Los Tres Reyes Magos, buscando un 7-Eleven para comprarse unos Funyuns

Tras realizar una búsqueda más exhaustiva a través de su apartamento, descubrieron que en efecto los camellos sí les habían dejado par de fétidos “regalitos” en la alfombra. “Ahí se nos terminó de joder el depósito”, suspiró resignado David.