New York, Estados Unidos – Durante el día de ayer, Walmart prometió no apoyar causas controversiales, luego de que el grupo Asociación Americana de la Familia amenazara con boicotear a la súper cadena durante el fin de semana de Acción de Gracias debido a una donación de veinticinco mil dólares que Walmart hizo a la Cámara de Comercio Gay y Lesbiana. A cambio, la Asociación Americana de la Familia retiró el pedido de boycot.

Por supuesto, las fuerzas gay/lesbianas de Estados Unidos, determinadas a promover su radical agenda homosexual, no estaban muy contentas con esta acción. “Esto representa un golpe durísimo a nuestro plan de dominación mundial”, explicó Neil Patrick Harris, mejor conocido como el adorable doctor adolescente de la popular serie de televisión, “Doogie Howser M.D.”, y recientemente salido del clóset.

“Todo estaba perfectamente planeado. Yo salía del clóset, y, ¿quién no adoraba a Doogie Howser? Ser homosexual se volvería más aceptable que nunca. La donación de Walmart, tal vez la corporación con más influencia sobre nuestros acérrimos enemigos, los blancos cristianitos sin educación, nos daba credibilidad. Esto hubiera sido el agente catalítico que empezaría la reacción en cadena que nos permitiría convertir a todo el mundo en gays y lesbianas. Ya nadie querría tener una pareja del sexo opuesto, y por ende, ya nadie tendría más bebés. Hablo del colapso total y absoluto del núcleo familiar y la preservación de la especie. ¡Nada menos que el apocalipsis y el final de la humanidad! ¡Y así habría sido si no hubiera sido por la dichosa Alianza de la Familia y su estúpido perro! ¡No me miren así, esto no es una referencia pendeja a Scooby Doo! ¡En serio, tienen un perro!”


Neil Patrick Harris, luciendo elegante y planeando la destrucción del planeta, como todos los gays del mundo

“Las fuerzas radicales homosexuales han sido detenidas nuevamente, alabado sea El Señor”, dijo el reverendo Flip Benham, de la organización “Salvemos América”, junto a su perro “Booger”, responsable de desenmascarar el complot genocida. “Entramos a Wal-Mart, nuestro lugar favorito después de la iglesia, para comprar municiones para mi escopeta. Booger salió corriendo y empezó a ladrar descontroladamente en la sección de los shampoos. Ahí fue que vi la abominación que agitó a Booger de esa manera: Crema L’Oréal para hombres. Contactamos a la Alianza de la Familia inmediatamente y ellos desenmascararon el siniestro complot. No tan sólo le dieron dinero, pero también acordaron vender más productos para la comunidad homosexual. ¡Pero no más, gracias a Booger!”


Flip Benham y Booger, siempre vigilantes, salvando al mundo de la agenda radical homosexual

“No claudicaremos en nuestras metas”, aseguró Neil Patrick Harris. “Volveremos a todo el mundo gay y lesbianas, y los niños sólo verán a SpongeBob en la TV. Booger acabará chingando a un Poodle macho mientras viste un adorable Muu Muu al tiempo que la humanidad se dirige inexorablemente a su extinción. ¡Todo en el nombre de Satán!”, aseguró.